Requieren atención 80 edificios antiguos de Saltillo

La falta de mantenimiento y el descuido tiene en mal estado construcciones con valor histórico. El INAH afirma que su rehabilitación no necesita grandes presupuestos por lo barato del material.
Los 80 edificios están en el centro de Saltillo.
Los 80 edificios están en el centro de Saltillo. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tiene registro de entre 70 y 80 casas, templos y otros edificios antiguos con problemas estructurales debido a falta de mantenimiento y descuido de sus propietarios.

En la mayoría de los casos, la restauración no implica destinar considerables cantidades de dinero, pues las casas y edificios se construyeron con adobe y otros materiales de bajo costo, dijo el delegado del INAH en Coahuila, José Francisco Aguilar Moreno.

"El problema que tenemos es la falta de atención de nuestros techos y las bajadas pluviales que muchas veces están tapadas, provocan los desplomes".

"A finales del año pasado teníamos un registro de 17 a 20 por ciento de los edificios que están en mal estado en el Centro Histórico, esto no quiere decir que se estén derrumbando, sino que necesitan atención y ese porcentaje indica que no andamos tan mal en conservación de monumentos en Saltillo. Son entre 70 y 80 casas, templos y otros edificios que necesitan atención", expuso.

Los trabajos para restaurarlos se desarrollan con la asesoría del INAH y el seguimiento de autoridades de Protección Civil.

"Nuestro tipo de construcciones antiguas, de arquitectura de tierra, es muy barato, son techos de terrado y en muchos casos se utiliza alumbre para impermeabilizar, pero muchas veces la gente prefiere que el techo se termine de derrumbar para después construir otra cosa. El promedio de vida de esas construcciones es de 89, 90 años, pero en Saltillo hay algunos que tienen más de 200 años de existencia", indicó.

El mayor problema que tienen las casas y construcciones antiguas está relacionado con el agua producto de las lluvias y la falta de cuidado y de mantenimiento por parte de sus propietarios.

"Las techumbres, principalmente, el problema que tenemos es la falta de atención de nuestros techos y las bajadas pluviales que muchas veces están tapadas, eso ocasiona que el agua de lluvia se estanque en los techos y es cuando vienen las filtraciones por el propio techo y por los muros, es cuando vienen los desplomes", anotó el delegado del INAH.