Subroga IMSS del sur de Tamaulipas 300 enfermos renales

Los trabajos de ampliación en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital 6 en Ciudad Madero, que durarán cerca de tres meses, obligan al Seguro Social a trasladar a los derechohabientes a otros ...
Padecimientos renales.
Padecimientos renales. (Especial)

Tampico

El Hospital Regional número 6 del IMSS en Ciudad Madero, subroga 300 pacientes con insuficiencia renal crónica a la Unidad Renal Lister para recibir el tratamiento de hemodiálisis, debido a que seencuentran realizando trabajos de ampliación en el nosocomio.

Fue el director del hospital, Raúl de León Escobedo, quien dio a conocer que se tomarían estas medidas para no interrumpir el tratamiento de los derechohabientes, ya que los trabajos en donde se invierten más de seis millones de pesos se efectuarán a lo largo de tres meses.

Por su parte el médico especialista nefrólogo, Octavio Álvarez Torres, director de la Unidad Renal Lister, aseveró que los pacientes acuden a dos o tres sesiones por semana para desintoxicar su sangre, la extracción del líquido acumulado y los desechos que normalmente el riñón elimina.

"Es un requerimiento que necesitan, tomando en cuenta que el enfermo en esas condiciones en lo que llamamos etapa 5 de la insuficiencia renal crónica que los riñones no son suficientes para sostener la vida de la persona, requieren el tratamiento".

Mencionó que se tienen que someter a este tipo de procedimientos de por vida, mientras que la otra opción sería recibir un trasplante de órgano por parte de un donador, sin embargo, no todos los pacientes son candidatos a una operación de este tipo.

"No todos los enfermos tienen donadores, tomando en cuenta que la humanidad está envejeciendo cada vez tenemos enfermos de la tercera edad en donde a consecuencia de esa situación no son candidatos a realizarles un trasplante".

Cabe señalar que el 8 por ciento de las 300 personas que acuden a hemodiálisis, son menores de 17 años, mismos que están a la espera de un posible donador.

El médico especialista, aseguró que en la actualidad con los procedimientos nuevos se pueden alcanzar sobrevidas largas y no solamente que vivan más tiempo, sino que tengan una mejor calidad de vida.

"Estamos hablando que hay enfermos en el mundo con más de 30 años en hemodiálisis, esperamos que en México con las atenciones adecuadas alcancen algo similar".

En esta unidad renal, existe el caso de una menor de tres años que nació con insuficiencia renal y desde entonces está en tratamiento, pero está en espera de alcanzar el peso y la estatura adecuada para poder trasplantar el riñón del donante que es su papá.

Señaló que quienes nacen con este padecimiento por lo general es por defectos de nacimiento, anomalías congénitas o hereditarias.

El riñón también regula la salud de los huesos, la producción de los glóbulos rojos, el control de la hipertensión arterial, entre otras cosas.

El doctor Álvarez Torres reconoció que este es un grave problema de salud pública a nivel mundial y nacional, puesto que es una enfermedad que ha venido en aumento y que coloca a México en el segundo país con mayor incidencia de insuficiencia renal crónica, por debajo de Taiwán.

"Hay aumento en las situaciones que provocan la insuficiencia real, porque no han tenido los cuidados adecuados en su prevención, me refiero a la obesidad, hipertensión arterial y su consecuencia más apegada que es la diabetes".

En este sentido, hizo énfasis en que son importantes los estudios de prevención, hacer conciencia en la ciudadanía y sobre todos que cuiden su alimentación.

"Es importante hablar de detección temprana pero no hay la cultura entre la población general. Lo que llama la atención del último reporte del INEGI en cuanto al porcentaje de enfermos, es que eran hipertensos y no lo sabían, el otro punto importante es que muchos enfermos aún sabiendo que lo padecen, no están bien controlados".

Recalcó que al menos una vez por año se deben de efectuar exámenes de orina, de glucosa, colesterol, presión arterial y que el peso corporal vaya acorde a la edad.

"El consumo de refrescos va de la mano con la obesidad, la cantidad de azúcares que actualmente se consumen es al doble o al triple de lo que las personas necesitan, igualmente con la sal, están comiendo hasta cuatro veces más de lo que el organismo ocupa".