Se saturan urgencias en el IMSS; invertirán 6 mdp

La capacidad de atención es para 20 personas, pero llegan de 60 a 70 pacientes a quienes se tienen que atender en pasillos y piso.
Hasta en los pasillos de urgencias se atienden a los derechohabientes.
Hasta en los pasillos de urgencias se atienden a los derechohabientes. (Yazmin Sánchez)

Tampico

El área de urgencias del IMSS está saturada al 300 por ciento de su capacidad, por lo que se hará una remodelación que consiste en la ampliación del espacio, incluyendo la de hemodiálisis, con una inversión de seis millones de pesos.

Así lo dio a conocer el director del Hospital General Regional No. 6, Raúl de León, dijo que el proyecto ya está autorizado y se prevé que para la próxima semana comiencen los trabajos, donde se invertirán alrededor de seis millones de pesos.

"Vamos a cambiarle la cara a nuestro hospital, el departamento de urgencias se construyó con una capacidad para atender a 20 pacientes, y cuando nos llegan 60 hasta 70 pacientes, ocurre fenómenos como tener gente en los pasillos, de tener incluso en algunos días, gente en el piso", explicó.

El área se ampliará de 110 metros cuadrados, a un total de 210, abarcando el área de urgencias y hemodiálisis.

"Es un proyecto de remodelación, tanto de urgencias como de el área de hemodiálisis, al instaurarse esta nueva obra de rehabilitación vamos a contar con 100 metros cuadrados, dedicados exclusivamente a la atención de los pacientes de urgencias, y eso va a permitir amplificar la respuesta que tenemos ante estas demandas de salud", indicó.

De León, dijo que con esta reconfiguración, el espacio que actualmente se cuenta para tratar a los pacientes que reciben hemodiálisis, será el área que se amplificará para el área de urgencias.

Expuso que con los 210 metros cuadrados disponibles para el departamento de urgencias, la atención aumentará de 20 a 60 pacientes, con la calidad y comodidad que el paciente se merece.

El director del nosocomio, dijo que actualmente ante la saturación que tiene el área de urgencias, se trasladan a la torre del hospital; aunque la realidad es que la capacidad del nosocomio no es la indispensable para atender a los pacientes de urgencias.

"Tratamos de conseguir un espacio en el la torre de hospital, que comúnmente no lo logramos, porque el hospital también está saturado, si me llegan 60 pacientes, yo no tengo 60 camas en el hospital, a lo mejor tengo ocho o diez, todo el hospital tengo 250 camas", explicó.