IMSS Jalisco atiende hasta 500 consultas anuales por enfermedades raras

Entre las patologías a las que se ha enfocado esta sede de investigación del IMSS,  se encuentran hemofilia, fibrosis quística, entre otras.

Guadalajara

Hasta 500 consultas por año otorga la División de Genética del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, a pacientes con enfermedades raras, caracterizadas por su baja incidencia y porque la mayoría no cuenta con alternativas curativas excepto para el control de sus síntomas, indicó el  encargado de esta área, Luis Figuera Villanueva.

En esta área de investigación científica del IMSS Jalisco, dijo, se procesan  aproximadamente 50 muestras por semana de pacientes que son derivados para diagnóstico ante la sospecha de ser portadores de enfermedades raras.

Este grupo de patologías, indicó,  suelen tener una incidencia de un caso por cada 12 mil personas en algunos países y destacó que recientes estadísticas arrojan que en México podrían vivir hasta 3 millones de personas con alguna de estas enfermedades.

Han sido clasificadas  como Enfermedades Raras a nivel mundial alrededor de siete mil patologías que incluyen alteraciones genéticas y cromosómicas, el CIBO ha abordado algunas de ellas estableciendo diagnósticos y describiendo algunos síndromes en pacientes derechohabientes no sólo de Jalisco sino de otras entidades como Michoacán, Colima, Nayarit, Zacatecas, Aguascalientes, entre otras.

Entre las patologías a las que se ha enfocado esta sede de investigación del IMSS,  se encuentran hemofilia, fibrosis quística, alteraciones enzimáticas como componente hereditario tales como hipercolesterolemia e hiperlipidemias, afectaciones en hemoglobina y de la coagulación.

Así mismo se ha enfocado al estudio de enfermedades como trisomía 18, atrofias musculares, talasemias, acondroplasia, galactosemia, alteraciones lisosomales, además de otros síndromes como el Turner, el de Fabry, y la Enfermedad de Gaucher entre otros más.

Las enfermedades raras están involucradas hasta en 12 por ciento de muertes de niños y adolescentes de entre cinco y 15 años de edad en el mundo.