IMSS está en terapia intensiva

La gente que tiene familiares o conocidos en alguna clínica relata las travesías que hay que sobrellevar en éstas.

Guadalajara

El archivo clínico de la infraestructura de la delegación Jalisco del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) arroja un diagnóstico nada alentador para la institución por el envejecimiento de algunos de sus edificios y la falta de limpieza en la mayoría de estos, lo cual tiene que ser tolerado por los usuarios.

Los encargados de diagnosticar son los propios derechohabientes que alertan principalmente la falta de limpieza en las  Unidades Médicas Familiares,  clínicas y hospitales.

El primer síntoma de dicho padecimiento se encuentra en los baños. Al realizar un recorrido por estas áreas en el Hospital Regional 46 y 110, y las clínicas 2 y 48 se vieron en mal estado, sucios, en algunos casos sin funcionar.

“No están muy bien que digamos. Los baños a veces apestan horrores, la mayoría de veces entras a los baños y apestan horrible. Las personas de mantenimiento le hacen mucho al flojo porque ya no está como antes”, contó Adriana Rodríguez.

Baños tapados, goteras, pisos con lodo, mingitorios cerrados con bolsas, grafitis, basura tirada en el piso, lavabos tapados son algunos de los síntomas de los excusados de las instalaciones del IMSS.

Además, en ninguno de los sanitarios que se recorrieron había papel sanitario, toallas para secar las manos y mucho menos jabón para lavarlas. Cada usuario debe de prevenirse y llevar el papel higiénico para cualquier situación.

“Las instalaciones están muy sucias. Por ejemplo se supone que hay gente de intendencia los tres turnos, pero el de la noche que yo vengo jamás barre y trapea. A veces hasta cucarachas hay”, contó María, usuario del Hospital 110, situada en la avenida Circunvalación, en la zona de Oblatos.

Mientras tanto en el Hospital Regional 46, que se ubica en Lázaro Cárdenas, Brenda esperaba el ascensor que si abría en el piso 7, donde cuida a su hermana. Abrieron puertas, bajó y subió gente, cerraban puertas y no llegaba el elevador que la llevara a su destino.

Pasó un rato y la mujer decidió subir en otro de los ascensores hasta el octavo piso para luego bajar un piso en escaleras. Decía que por ella no hay problema, pero hay personas que no sabían que sólo un elevador llega al piso siete por lo que a pesar de tener complicaciones deben subir o bajar en escaleras.

La parte exterior de las instalaciones del seguro también padecen una situación que complica el buen funcionamiento de estos espacios: vendedores ambulantes.

Puestos de tacos, churros, frutas, botanas, tortas, dulces, tamales, postres y todo lo que se pueda comer invaden las banquetas e incluso algunos ingresos a los hospitales y clínicas, situación que hace más complicado el arribo de los derechohabientes o de las propias ambulancias.


* * *




Creación de plazas solucionaría la limpieza en el IMSS: delegado

Los señalamientos y constantes quejas por falta de limpieza y otros aspectos dentro de las clínicas del IMSS tienen su origen en la falta de personal de intendencia, asegura Marcelo Castillero Manzano, delegado de la dependencia en Jalisco.

Reconoció que ha disminuido el personal de limpieza en el instituto, pues las plazas de personal jubilado ya no son ocupadas y detalló que esto se debe a un acuerdo que consiste en la creación de una plaza de camillero y la contratación próxima de puras mujeres para el área de intendencia.

De esta forma, los hombres que están adscritos a limpieza pasarán a ser parte de la plaza recién creada de camillero; las mujeres ya integradas y las que serán contratadas serán parte de la nueva plaza llamada higiene y limpieza.

"Ahorita tenemos reducción de nuestros compañeros de intendencia, lo que estamos haciendo estamos pagando horas extras, estamos con los que tenemos que nos ayuden. Siempre en un periodo de cambio sufrimos un poco y sobre todo en esta parte. Yo espero que en el transcurso de este semestre y principios del año que entra prácticamente ya esté", comenta.

Hasta el momento se desconoce el número de mujeres que se integrarán a la nueva plaza laboral. Lo único que se ha definido es que se buscarán personas del sexo femenino de entre 30 y 45 años.

Otra de las situaciones que sufre la infraestructura del IMSS es la vejez y la poca posibilidad de agrandar algunos de sus espacios. Es el caso del Hospital General Regional 45, conocido como Hospital Ayala que tiene 60 años de funcionamiento.

"En algunos hospitales hemos hecho adecuaciones y hemos crecido, por ejemplo, el Hospital Ayala, es un hospital que está sobresaturado, está en una zona en la que no podemos crecer, ni para un lado, es una zona demasiada densa de población", explicó Castillero Manzano.

Las diferentes sedes del IMSS en Jalisco sufren de una infección conocida como el ambulantaje. "Generan problemas porque primero dejan muy sucio, generan fauna nociva", señaló Castillero Manzano.

La Administración poco puede hacer para retirar a los vendedores en la calle pues no tiene facultades para hacerlo.

Aunque sí están tomando acciones para resolver los problemas de los que se quejan los derechohabientes, no existe un plazo exacto para asegurar que las clínicas del IMSS en ciudad no den asco a la gente.