IMSS da recomendaciones para cuidar a mascotas durante fiestas patrias

Los perros se estresan tanto con los cohetes que pueden presentar vómito o diarrea.

Guadalajara

Comienzan las fiestas patrias que se visten de fuegos artificiales, actividad que resulta peligrosa para los humanos, pero que también significa un riesgo para las mascotas; razón por la que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece una serie de recomendaciones para cuidar a los animales. 

La coordinadora delegacional de Nutrición y Dietética del IMSS, Rosa Iselda Yáñez Neru, señaló que junto a los infantes, las mascotas también tienen riesgos importantes, sobre todo cuando son dejadas en azoteas u otros sitios externos de la vivienda donde pueden caer fácilmente restos de fuegos artificiales o escucharse más directamente.

En la Guía Técnica de Promoción a la Salud del IMSS, dijo, se dedica un apartado a la responsabilidad que debe tenerse para con las mascotas que, en muchos casos, constituyen animales de compañía, sobre todo en los extremos de la vida, es decir, en niños y adultos mayores.

“El estallido de cohetes lastima los oídos y asusta a las mascotas y por lo mismo reaccionan tratando de escapar o resguardarse en un lugar seguro, pues no entienden lo que está pasando y esto las hace vulnerables a sufrir caídas, a ser atropelladas o bien perderse”, destacó la entrevistada.

Comentó que los perros muchas veces se estresan tanto con los cohetes que pueden presentar vómito o diarrea, de ahí que lo recomendable es llevarlos a un lugar cerrado donde el ruido no les afecte “con una carnaza o juguete para que se entretengan, así como también no dejarlos solos, hablarles de forma tranquila y acariciarlos para que se sientan protegidos y asegurarse que las puertas estén bien cerradas al igual que las ventanas y no mantenerlos en las azoteas”.

Se aconseja colocarles a las mascotas una placa de identificación con su nombre grabado y el número telefónico del dueño. Indicó que otro riesgo que corren los animales en estas circunstancias, es a nivel respiratorio: “debido a la cantidad de pólvora que hay en esos días en el aire, muchas mascotas tienden a enfermarse de las vías respiratorias”.

Si la mascota sufre alguna quemadura, es aconsejable enfriar la herida, colocándole un trapo mojado, pero hay que tener precaución en ese momento porque “el animalito tiene dolor y sufre, y por lo mismo puede llegar a atacar o morder a quien lo esté atendiendo aunque sea su propio dueño, por lo que no está de más colocarle un bozal”.