IMPLAN nace autónomo...aunque no lo será tanto

Hoy se formaliza la junta de coordinación y se presenta el estatuto que dará vida a las instancias de coordinación metropolitana, que generan dudas.
La mala urbanización ha generado que la ciudad crezca sobre áreas de riesgo como inundaciones, situaciones que debe atender el IMPLAN.
La mala urbanización ha generado que la ciudad crezca sobre áreas de riesgo como inundaciones, situaciones que debe atender el IMPLAN. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El Instituto Metropolitano de Planeación, un organismo nominalmente autónomo y descentralizado, pero que dependerá de lo que decida cada uno de los plenos de los ayuntamientos del área metropolitana para que sus determinaciones se apliquen con fuerza de ley y signifiquen en la mejora de la calidad de vida de la ciudad, consolidará hoy su existencia jurídica con la formalización del estatuto orgánico y de la junta de coordinación de las instancias metropolitanas emanadas de la ley estatal, que data de 2011.

El temor de algunos especialistas es que se pueda engendrar un elefante burocrático que no sirva para el desafío de generar una mejor ciudad, pues carecería de “dientes” para tomar decisiones graves que se deben tomar en materias como movilidad, residuos, protección de zonas ambientalmente relevantes y criterios de riesgo en los desarrollos inmobiliarios.

Otros consideran que en la medida en que se permita la participación ciudadana a través de sus más notables representantes desde lo intelectual y ético, se podrán establecer los contrapesos necesarios. Lo cierto es que ya ha nacido y será sometido a un duro purgatorio: la voluntad de alcaldes y regidores de perder autonomía municipal en temas cruciales, sin lo cual no se puede hablar de una verdadera gestión metropolitana.

Y nace cuestionado. Dos expertos, Jorge Fernández Acosta y Francisco Pérez Arellano, opinan de las aristas que enfrenta.

“El principal problema del estatuto es que no fue consultado; si recuerdan hubo en Casa Jalisco un encuentro donde se firmó el convenio definitivo de coordinación metropolitana el 26 de enero del 2012, y proponía entre otras cosas la conformación de una comisión provisional, que coordinó Alberto Orozco; su tarea era elaborar a la brevedad una primera propuesta de estatuto para que se sometiera a la revisión y escrutinio público”, lo que no se hizo, señala Fernández Acosta, arquitecto de la UdeG.

Un segundo problema es que no basta la junta de coordinación y el instituto, sino que es fundamental dar pie al Consejo Ciudadano Metropolitano, cuya función “se confunde” con el Consejo Consultivo, a entender del especialista.

“Que no hubo trasparencia en el proceso nos hace pensar que se obedece a otro tipo de intereses,  políticos e inmobiliarios, que tienen que ver con seguir una línea vertical de toma de decisiones”; lo ideal era comenzar la vida de esta camada de instituciones con mucha transparencia y con mucha participación cívica, sostiene. “El mismo Alberto Orozco se legitimaría si entrara en un proceso de elección en que compitiera con otros profesionales, es fundamental para la confianza en la nueva institución”.

No difiere Francisco Pérez Arellano. Indica que lo que está sucediendo con el organismo público descentralizado de La Primavera, que abrió un proceso abierto a la sociedad para determinar su director, es contexto ideal para que surja una dirección fuerte y responsable.

“A mí me parece que su conformación es buena noticia porque es una necesidad y una demanda ciudadana que lleva ya mucho tiempo en la ciudad; esperemos que el objetivo que se planteó se cumpla, y será muy beneficioso para la gestión del área metropolitana […] la obligación de que se cumplan los acuerdos será del gobierno del estado y de los ayuntamientos metropolitanos, pero la vigilancia es de los ciudadanos; por eso ese consejo ciudadano debiera salir ya para garantizar de entrada que las expectativas se cumplan”, añade.

Orozco seguirá al frente

Quien fue el primer director del Instituto Metropolitano de Planeación (IMP), Alberto Orozco Ochoa, seguirá al frente de esta dependencia, dijo el coordinador de regidores del PAN en Guadalajara, Alberto Cárdenas Jiménez, quien también preside la Comisión de Asuntos Metropolitanos.

“Entendemos que Alberto Orozco está nombrado como director del Instituto. Entiendo que lo van a ratificar; y creemos que es la persona que más le ha dado seguimiento al tema y más conoce del tema”.

Dijo que también, porque la ley lo dice, deberá ser el secretario técnico de la junta de gobierno que está formada por los ocho alcaldes de los municipios y el gobernador, Aristóteles Sandoval. 

Alberto Cárdenas señaló que ahora que ya se activó el IMPLAN “hay que tirar para adelante con los temas metropolitanos. Creemos en el proceso de integración de municipios para resolver problemas comunes”.