IMEF ajusta a la baja estimación de crecimiento del PIB

La presidenta nacional del instituto, Nelly Molina, indicó que de una tasa de 2.9 por ciento que la ubicaron en abril, ahora pasó a un nivel de 2.8 por ciento.
Presidenta IMEF
Nelly Molina, presidenta del IMEF. (Jorge López)

Monterrey

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideró que la perspectiva de crecimiento de la economía mexicana se ajustó a la baja, de una tasa de 2.9 por ciento que la ubicaron en abril ahora pasó a un nivel de 2.8 por ciento.

Durante la inauguración del Foro Internacional de IMEF 2015, capítulo Monterrey, la presidenta nacional del instituto, Nelly Molina, señaló que para 2016 también redujeron el pronóstico de 3.5 a 3.4 por ciento, debido a una desaceleración que se estiman que pudiera superarse hasta el segundo semestre de este año, pero que consideran que todavía tendría efectos para 2016.

Bajo este contexto, el IMEF plantea la necesidad de reconstruir el llamado "Mexican Moment", que ofrece el contar con históricas y profundas reformas estructurales, en especial la reforma energética y de telecomunicaciones.

"La energética no es sólo petróleo y gas, sino también el sector eléctrico mismo que ofrece gran atractivo para la inversión.

"Reconocemos el impulso importante de estas reformas y que el proceso de implementación tomará tiempo, pero debemos ver en algún plazo resultados positivos. Y si bien en el ámbito popular prevalece el sentimiento de que el "Mexican Moment" tardó en llegar, finalmente tenemos las bases para capitalizarlo", indicó.

Durante su discurso de apertura, la dirigente nacional del IMEF consideró que México debe encaminarse hacia la senda del crecimiento y al anhelado desarrollo en beneficio de amplias capas de la población.

Comentó que en el IMEF ven a 21 años del Tratado de Libre Comercio con América del Norte la seria intención de crear una sana competencia que derive de una mayor generación de riqueza que cree fuentes de empleo mejor remunerados.

Señaló también que es momento de crear consciencia de que la reconstrucción del llamado "Mexican Moment" es un quehacer diario que exige además actuar con transparencia, buenas prácticas, ética y cero tolerancias a la corrupción.

Nelly Molina indicó que "debemos aprovechar la oportunidad histórica de sentar las bases de crecimiento de mediano plazo, fortalecer el estado de derecho y el combate a la inseguridad, de igual manera que la informalidad".