IEEM apoya seminario de la FCPyS de la UAEM

Carlos Muñiz Muriel, investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, explicó que la participación es uno de los elementos sustanciales de todo sistema democrático.
Se requiere de una sociedad civil activa.
Se requiere de una sociedad civil activa. (Especial)

Toluca

La comunicación debe analizarse en forma amplia porque hay hábitos de consumo de contenidos que son importantes y que impactan en las actitudes políticas de los sujetos en el espacio público, explicó Carlos Muñiz Muriel, investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en el marco del Seminario Permanente "Partidos Políticos y Sistemas Electorales", organizado por el Instituto Electoral del Estado de México y la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex).

Al dictar la Conferencia Magistral "Hábitos comunicativos de los ciudadanos y su impacto en el desarrollo de las actitudes políticas", Muñiz Muriel explicó que la participación es uno de los elementos sustanciales de todo sistema democrático, por ello se requiere de una sociedad civil activa en la que el ciudadano asuma un compromiso político de manera informada, compartiendo información y comprometida a participar cívicamente, pues eso es lo que hace sólido y saludable a un sistema democrático.

El investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León agregó que las acciones cívicas de los ciudadanos, por muy sencillas que sean, redundan en el fortalecimiento del régimen democrático, toda vez que existe una relación muy estrecha entre el conocimiento político y la participación, porque ello implica que se hagan valoraciones, evaluaciones y emociones adecuadamente canalizadas a la hora de participar.

Dijo que todos esos elementos constituyen una actitud política, pero va más allá, porque no solamente se trata de saber sino de interesarse en los asuntos públicos para impulsar la eficacia política y generar confianza, se debe conversar para deliberar sobre los temas del espacio público a partir de la participación cívica y los hábitos en el consumo de contenidos derivan, de igual forma, en conformar una cultura política que va a incidir directamente en el nivel de participación de los ciudadanos.

Con una serie de datos describió los hábitos que tienen los ciudadanos en el consumo de información y cómo valoran la política en México, resaltando la capacidad que tienen los medios de comunicación en el sistema político para lograr cambiar actitudes en la política, logrando efectos en el electorado al nivel de conocimientos, en lo afectivo, ambiental, cultural y conductual. De ahí la importancia que tiene lograr adecuadas mediciones cuando se diseña un campaña política.