Reos del Cereso... productores de calidad

La manofactura de ropa es la especialidad de los internos. Hugo Contreras Martínez, Pastor Bautista, consideró que se les debe dar oportunidad de trabajar al salir, cuando cumplan su condena.
Los reos del CERESO de Torreón tienen gran habilidad en la manofactura de ropa, por lo que el Pastor Bautista, Hugo Contreras Martínez, pidió una oportunidad para ellos.
Los reos del CERESO de Torreón tienen gran habilidad en la manofactura de ropa, por lo que el Pastor Bautista, Hugo Contreras Martínez, pidió una oportunidad para ellos. (Archivo)

Torreón, Coahuila

En el Centro Penitenciario del municipio de Torreón se cuenta con maquinaria para la manufactura de ropa, los internos la operan.

"Están satanizados por el delito que cometieron, pero como sociedad, debemos de buscar que se les permita reintegrarse a la vida económica y no que regresen a cometer actos ilícitos".

Hugo Contreras Martínez de Pastoral de la Iglesia Bautista del CERESO, lanzó una invitación a los alcaldes de los distintos municipios de la Comarca Lagunera así como también a los candidatos de los partidos políticos y el sector empresarial para que utilicen los servicios de los reos a la hora de fabricar los uniformes, camisetas promocionales y ropa para su comercialización, ya que los costos serán más bajos a la par que ayudan a que la readaptación sea integral.

"En cierta manera, los internos representan un gasto en la sociedad, por ello lanzo una invitación a los cinco alcaldes de La Laguna para que nos apoyen con la contratación de los servicios de los internos que tienen conocimientos para maquilar uniformes de los distintos departamentos como Tránsito y Vialidad, Seguridad Pública y otras áreas", señaló.

Aseguró que si se contrata el servicio de los internos del CERESO que laboran en la maquiladora que se encuentra en su interior, en el área de oficios lo que ocurrirá es que las ganancias se incrementarán, puesto que no será más que poca inversión ya que no son trabajadores formalmente establecidos, por lo tanto no cuentan con un Seguro Social ni Infonavit.

Desde su perspectiva, se volverán más competitivos incluso hasta para los chinos, ya que un pantalón, que actualmente requiere de una inversión del orden de los 150 o 200 el más económico, en el CERESO se podría adquirir de 80 a 100 pesos.

"Las condiciones de seguridad han mejorado a grado tal que podemos ingresar sin temor a que las cosas se pongan difíciles en su interior".

Recomiendó a la sociedad civil para que realice algunos acercamientos al CERESO en donde además de manufacturar ropa, hacen muebles con diseños muy interesantes y que no le piden en acabado a las mueblerías más prestigiosas.

Finalmente señaló que en la actualidad, ya tienen comprado un lote de 250 pantalones para la fundación Gose y proyectan buscar los espacios tras los acercamientos que pretenden con las distintas cámaras y organismos empresariales.

Esto con el objetivo de retirar el temor bien fundamentado hacia este edificio, que ha sido uno de los más afectados con las riñas de los diferentes grupos delincuenciales tanto en su interior como al exterior.