Autoridades subestiman la atención psicológica

De acuerdo con Ramiro Ornelas del Grupo Vida, han acudido a las instancias como DIF, Jurisdicción Sanitaria, SEP, sin obtener respuesta.

Torreón, Coahuila

La atención a victimas colatarales del crimen organizado es un aspecto nuevo en el país, sin embargo ya es tiempo de que las autoridades gubernamentales la consideren, comenta Ramiro Ornelas, psicólogo e integrante de Grupo Vida.

Detalla que tras el estrés postraumático, que se da en el 100 por ciento de los casos de familiares cercanos de quien fallece en una forma violenta, vienen trastornos como depresiones, ansiedad, el estrés se somatiza, causa enfermedades, como arritmias, infartos.

Sin embargo comenta que los infantes, en su vulnerabilidad están expuestos a un peligroso mecanismo psicológico que consiste en la identificación con el agresor, es decir, que en su lógica infantil, consideran que tienen que igualar al agresor en poder, al considerar que así evitarán sufrir el mismo daño que su familiar asesinado o desaparecido.

Esto, según Ornelas, los puede llevar a repetir el patrón de la violencia y conformar una personalidad antisocial como adultos, que los lleve incluso a delinquir.

Mediante la atención psicológica se incrementan sus fortalezas del infante para lograr la socialización, de ahí la importancia de que el gobierno no subestime la importancia de programas de atención psicológica para los menores que han vivido situaciones traumáticas extremas, como el asesinato y desaparición, que se han dado en el municipio.

Se requiere además trabajar en los planteles educativos públicos y privados, para capacitar a directivos, docentes y alumnos para prevenir la discriminación de los menores que han sido víctimas de la violencia.

Comenta que habían presentado ante el jefe de la SEP en la región, Demetrio Zúñiga, un programa piloto de atención psicopedagógica para cubrir estos objetivos, como parte de los esquemas de prevención del delito, quien les pidió que se abarcaran las escuelas de la región, más no tenían el personal suficiente, ni recibieron el respaldo.

"Los niños pueden repetir el patrón de la violencia y conformar una personalidad antisocial como adultos, que los lleve incluso a delinquir", Grupo Vida.


Actualmente pretenden apoyarse en un grupo de artistas locales que proponen un taller para que por medio del arte logren que los niños sublimar la agresión a la que fueron expuestos, lo que se respalde la terapia convencional.

Ya que se habla de que los estragos del este tipo de hechos traumáticos se verán rel ejados hasta la tercer generación de cada familia, sin la atención adecuada.

Se requieren del gobierno programas de salud mental y física, de capacitación a las instituciones educativas, programas de becas, sin embargo, de acuerdo con Ornelas, han acudido a todas las instancias de gobierno como al DIF, Jurisdicción Sanitaria, SEP, sin obtener respuesta.

Pretenden que la autoridad aplique la La Ley General de víctimas y que se autorice una ley estatal, que contempla una ayuda emergente, para el respaldo de los afectados desde el momento del incidente.

La Ley Estatal de Víctimas contempla asesores jurídicos, atenciones psicológicas, investigaciones, lo que no se les ha proporcionado, ni siquiera con la creación de la subprocuraduría para personas desaparecidas. Esperan la creación de un Comité Ejecutivo Estatal, para que los apoyen en la búsqueda de sus familiares.

Tras la reunión que sostuvieron representantes de la organización con el Gobernador y el Secretario de Gobierno de la entidad, se tuvieron algunos avances, como la contratación de dos personas más para atender la subprocuraduría especializada y el compromiso de que se realicen juntas periódicas con el gabinete del mandatario, de acuerdo con Ramiro Ornelas, integrante de la asociación.

"La Ley Estatal de Víctimas contempla asesores jurídicos, atenciones psicológicas, investigaciones, lo que no se les ha proporcionado", psicólogo Ramiro Ornelas.


Acordaron pláticas bimestrales con el gobernador y con el Secretario de Gobernación. Sin embargo comentó que se les ofreció que todos los casos registrados en la asociación, incluyendo los homicidios, fueran catalogados como desapariciones, bajo el argumento de darle más celeridad a las investigaciones.

Lo que considera que puede ser un arma de dos i los. Comentaron que hay un grupo de abogados que los van a estár asesorando para que todo tenga un fundamento jurídico. Afirma que se tiene el compromiso de que se dialogará con instancias como la SEP y la Secretaría de Salud, dado que que fueron señaladas por las familias que integran la asociación como insensibles a la vulnerable situación de los menores que quedaron en el desamparo tras la muerte o desaparición de sus padres.

La organización dei ende 30 casos, entre desapariciones y homicidios, en La Laguna de Coahuila. Además respaldan a 150 niños huérfanos, a quienes no se les brinda educación ni atención médica por parte del gobierno, ya que hasta el momento, el gobierno del estado no está haciendo nada por ayudarlos, señaló el integrante de la asociación.