La Laguna lista para contener enfermedades de alto riesgo

Si llegara a presentarse un caso de ébola, por ejemplo el paciente tendrían que ser aislado hasta que personal de instancias federales viniera para trasladarlo a la capital del país.
Centros de salud con los protocolos y equipo necesario para atender enfermedades de alto riesgo.
Centros de salud con los protocolos y equipo necesario para atender enfermedades de alto riesgo. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Los hospitales locales están preparados para contener la propagación de enfermedades de alto riesgo, sin embargo en casos extremos la atención y tratamiento deberá darse en otras ciudades.

César Alejandro del Bosque Garza, titular de la Jurisdicción Sanitaria Número 6, la cual involucra a los municipios de Torreón, Matamoros y San Pedro, explicó que en algunos casos los pacientes tendrían que ser aislados, hasta que personal de instancias federales llegue para trasladarlos a la capital del país.

En concreto, detalló que eso sucedería al presentarse algún caso de ébola. Ante eso, el personal médico usaría uno de los 50 trajes especiales que la secretaría de Salud adquirió hace algunas semanas cuando quedó registrado el primer infectado de esa enfermedad en el estado de Texas.

A inicios de año hubo pánico ante un presunto brote de la Influenza AH1N1, sin embargo eso fue difundido únicamente por medios electrónicos y en lo que va del año no ha habido ningún caso confirmado.

"Siempre habrá un cuarto de aislamiento para esas emergencias, no para quedarse ahí sino el tiempo en que venga personal especial a Torreón y (con el aislamiento adecuado) el paciente sea llevado al Instituto Nacional de Investigación, donde hay un área especializada para los probables casos", explicó.

Después de eso, indicó que le serían realizados estudios al paciente por parte del Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica, única instancia autorizada en el país para avalar que una persona sufre de esa enfermedad.

"El caso de Coahuila es el mismo que pudiera ser en cualquier parte de la República, la notificación es ver primeramente la sintomatología del probable caso, pues la persona debe presentar mucha fiebre con cefalea, dolor de estómago, diarrea, vómito, así como sangrados internos y externos. Cualquier serie de padecimientos le es reportada inmediatamente a la jurisdicción y nosotros lo notificamos a la secretaría de Salud", expuso.

Asimismo, existe una investigación del paciente, es decir, averiguan los últimos lugares en que ha estado y si coincide con los países o ciudades donde ha habido pacientes con ébola es un factor más para que sea aislado.

"Lo primero es la investigación, es decir, conocer el historial clínico de la persona y si ha estado en algún lugar donde hay personas infectadas".

Los filtros instalados en los aeropuertos y centrales camioneras del Estado son meramente informativos, debido a que no existe un riesgo real de que esa enfermedad pueda presentarse en la entidad.

Sin embargo, no descartó que al presentarse algún caso de esa enfermedad en México o en Coahuila, los módulos cambien su manera de trabajar.

"Tomamos la precaución como si fuera a llegar, sin embargo es improbable porque no tenemos una conexión directa con los tres países que tienen el mayor número de concentración de casos de ébola", detalló.

Comentó que los 15 hospitales locales que existen en Torreón y Matamoros (públicos y privados) cuentan con un protocolo propio para atender diversas emergencias, así como un área para aislar a los pacientes que pudieran representar un riesgo para los demás.

A pesar de eso, en el caso de darse algún caso extremo debería trasladarse hasta el Hospital General de Torreón, adscrito al sector salud, de donde sería canalizado a otra instancia.

Ante el cuestionamiento de si las carencias del lugar y saturación representarían un problema, negó que eso interfiera con el protocolo. Cabe destacar que la institución hospitalaria cuanta actualmente con 51 camas censales y alrededor de 20 no censables, ubicadas en las áreas de Urgencias Terapia Intensiva y Neonatos.

Pese a eso, las quejas hacia esa instancia médica son frecuentes porque las instalaciones fueron rebasadas por los cerca de 60 mil derechohabientes al programa "Seguro Popular". Prueba de eso fue documentado en una publicación de este medio el pasado primero de julio.

César del Bosque recordó que a finales del año pasado y comienzos del presente hubo pánico entre la población lagunera sobre la propagación de un nuevo brote de la Influenza AH1N1, sin embargo resaltó que eso fue difundido únicamente por medios electrónicos y en lo que va del año no ha habido ningún caso confirmado.