El Seguro Popular fue la opción que le salvó la vida

Ana Abelina, con 47 años de edad y un diagnóstico de cáncer de mama en segundo grado, compartió que padeció discriminación en el Hospital de Cancerología de Durango.
"Los casos de cáncer en la región, se reproducen como si fueran gripe".
"Los casos de cáncer en la región, se reproducen como si fueran gripe". (Archivo )

Torreón, Coahuila

Ana Abelina, con 47 años de edad y un diagnóstico de cáncer de mama en segundo grado, narró que para las quimioterapias que debió recibir para combatir este padecimiento, debió trasladarse por camión a la capital duranguense y regresar el mismo día.

"Me regresaron a Gómez Palacio, existe discriminación hacia la gente de la Laguna definitivamente, yo la he vivido".

Su situación económica no le permitía pagar un hotel. Desde su perspectiva, falta información en el área de Trabajo Social, también compartió que padeció discriminación en el Hospital de Cancerología, ya que la prioridad son las pacientes que residen ahí, por el mal trato que recibió tiene interpuestas dos quejas en el área de Contraloría.

Es una noticia obviamente que nadie se espera y a nadie se le desea, pues la situación empeora cuando no se tiene el respaldo de una seguridad social.

"No tengo ISSSTE ni IMSS y ningún tipo de servicio médico, por lo que al darme la noticia no sabía qué hacer".

"El Seguro Popular fue la opción que me salvó la vida, sin embargo, a pesar de que me he encontrado a muchas personas buenas como el oncólogo Palacios, el único que presta el servicio en Gómez Palacio y la doctora Medrano, responsable médico de la Asociación Mujeres Salvando Mujeres, también he padecido de malos tratos, pues debí acudir hasta la capital duranguense para recibir la quimioterapia", contó.

Compartió que el día de las quimioterapias debía tomar un transporte foráneo. A las 7:00 horas debía salir, llegaba a desayunar y luego a registrarse en el Centro Oncológico de Durango y a las 15:00 horas ya le estaban aplicando el tratamiento, que duraba 3 horas.

Dijo que a pesar de que el cáncer que la atacó, solamente le aplicaron 3 sesiones de quimioterapia, derivado de ello los intestinos se le inflamaron y le llegaron los malestares generales típicos, los efectos secundarios.

Consideró que a pesar de la cantidad de casos de cáncer, pues ahora que está inmersa en el tema, se da cuenta que aparecen como si fuera gripe, el Hospital General de Gómez Palacio sólo cuenta con un tomógrafo y un oncólogo, pero además no hay información necesaria por parte del área de Trabajo Social.

"Fíjate, yo acudí a Durango, me dieron cita para ese día, era mi primera quimioterapia y pese a ello, en el área de los documentos, la administrativa, me dijeron que como me faltaba mi CURP y el acta de nacimiento, tendría que volver al día siguiente a pesar de que soy foránea".

"Yo no llevaba dinero para hospedarme en un hotel, me pareció muy insensible por parte del personal, quienes además priorizan el acceso para que las pacientes de la capital", aseguró.

Aseguró que derivado de este incidente, es que decidió interponer una inconformidad ante el área de Contraloría, la segunda de las quejas fue porque cuando acudió al área de citas, la encargada ya no estaba, hacía media hora que había salido, sin embargo, sí había más personal y pretendían también que regresara al día siguiente.

"No tengo ISSSTE ni IMSS y ningún tipo de servicio médico, por lo que al darme la noticia no sabía qué hacer".

"Me regresaron a Gómez Palacio, existe discriminación hacia la gente de la Laguna definitivamente, yo la he vivido".

"Están totalmente insensibilizados, por ello es que considero que es muy importante que en la Comarca Lagunera se den las quimioterapias y las radioterapias, así como también la creación de un centro de información para pacientes con cáncer", aseguró.

Sobre este último tratamiento, dijo que son más de dos semanas las radiaciones, se trata de alrededor de 15 minutos y en este caso señaló no le es posible pagar una estadía allá en la capital duranguense pues tiene una hija que la necesita, pues es madre soltera, además se hace cargo del cuidado de sus padres.

Finalmente comentó que no cuenta con un empleo formal, vende artículos de mujer y la familia la ha apoyado, sin embargo, está viendo la posibilidad de buscar un empleo para que le puedan dar Seguro Social y tener servicio en la Región.