Hospital Real San José es el mejor calificado de Jalisco

Fue certificado por el Consejo de Salubridad General, que en un acto especial le entregará el reconocimiento.
Joaquín Jiménez Flores, director general del Hospital Real San José.
Joaquín Jiménez Flores, director general del Hospital Real San José. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

A unos meses de cumplir una década, el Hospital Real San José recibirá uno de los mejores presentes de aniversario: el reconocimiento a la calidad de los servicios médicos que presta. La institución volvió a ser certificada por el Consejo de Salubridad General y en abril pasado obtuvo la calificación más alta entre los hospitales de Jalisco. Y una de las mejores en todo el país.

Para dar constancia del mérito, las autoridades federales, encabezadas por el secretario general del citado Consejo, Leobardo Carlos Ruiz Pérez, le entregarán la certificación el próximo sábado 23 de mayo en un acto especial. La certificación tiene vigencia por tres años y es la segunda ocasión en que el Hospital Real San José la recibe.

“Tenemos una calificación demasiado buena, el máximo de calificación es diez y tuvimos 9.9 somos ahorita el hospital con la mejor calificación de todo Jalisco. Eso es algo muy honroso para todos los trabajadores de aquí y para cada uno de los que vivimos de aquí del hospital… son estándares homologados a nivel nacional y la gente que nos califica no es de aquí”, indicó Joaquín Jiménez Flores, director general del Hospital Real San José en entrevista con MILENIO Jalisco.

Esta institución hospitalaria cuenta con un Departamento de Calidad a cargo de vigilar, día a día, cada uno de esos procesos para garantizar la mayor seguridad al paciente, añadió. Eso implica estar atento a la labor cotidiana de 630 trabajadores y un mundo de procesos: de 50 a 60 por cada departamento. 

“El hospital debe estar basado en la calidad… incluye a cualquier gente que estemos laborando dentro de la institución, desde una persona de intendencia, de cómo debe hacer el aseo, con qué materiales debe hacer el aseo, cuál es la forma de hacerlo para evitar una contaminación; hasta los directores de saber cómo llevar un alta dirección, un control de todos los procesos con los máximos estándares”, explicó Jiménez Flores.

“En toda institución puede darse lo que se llama ceguera de taller, es creer que estoy haciendo algo bien y puede ser que no lo haga bien, y tiene que venir alguien externo a visualizar y decir que se puede mejorar”, para ser un hospital certificado, añadió.

La certificación es un proceso en el que participan tanto hospitales públicos como privados. El objetivo en ambos casos es la seguridad del paciente. Y el Real de San José se ha mantenido en ese esfuerzo.

“En septiembre cumplimos diez años, somos uno de los hospitales más jóvenes de Jalisco, pero a pesar de eso estamos entregados”, dijo. “Vemos prácticamente todas las especialidades aunque se nos identifica (la población) por el servicio de maternidad porque destinamos el segundo piso a esta especialidad”, enfatizó el entrevistado.

Sin bien, este hospital cuenta con unidades especializadas en manejo de la obesidad y enfermedades metabólicas, terapia celular, medicina de rehabilitación, cirugía de mano y nervio periférico y  neurofisiología.

Las metas del Real de San José de cara a este reconocimiento son crecer y mantener el estándar de calidad que ofrece.

“Lo difícil no es llegar, lo difícil es mantenerse. Entonces ya llegamos a 9.9 tenemos que mantenernos en él. Esa es nuestra primera meta. Incluso tenemos un plan de trabajo muy arduo en el cual vamos a estar reactivando todos los procesos, haciendo que la gente del hospital cada vez tenga un mayor empoderamiento hacia su trabajo, a su quehacer… nuestra segunda meta, ya estamos adquiriendo el terreno, es hacer otro hospital, y el próximo año empezamos si Dios nos lo permite”, anunció.

Respecto a la competencia del sector, el directivo dijo que en Jalisco se trabaja de forma solidaria, a tal grado que diez hospitales particulares impulsan la consolidación de la zona metropolitana de Guadalajara como referente de turismo médico, y ya hay camino andado.

Claves

Metas internacionales de Seguridad del Paciente

Identificar correctamente al paciente. Mejorar la precisión en la identificación para prevenir errores que involucren al paciente equivocado.

Mejorar la comunicación efectiva. Prevenir errores por órdenes verbales y telefónicas.

Mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo. Prevenir errores de medicación con electrolitos concentrados.

Garantizar cirugías en el lugar correcto. Prevenir errores que involucren cirugías en el sitio, procedimiento o paciente incorrecto.

Reducir el riesgo de infecciones asociadas con la atención médica. A través de un programa efectivo de higiene de manos.

Reducir el riesgo de daño al paciente a causa de caídas. Identificar riesgos para evitar caídas.