Hospital despide a joven sólo por ser lesbiana

Nunca faltó a trabajar ni tenía actas administrativas.

Guadalajara

El 24 de enero pasado, poco después de que llegó a su trabajo, Yuri Alejandra Delgado Luévano fue informada que estaba despedida. Comenzó a laborar como recepcionista del Hospital Puerta de Hierro desde agosto de 2011 y nunca faltó ni tenía actas administrativas. La razón, le explicaron, es que es lesbiana.

 

Hoy, en conferencia de prensa, Alejandra relató que le dijeron que “era una mala imagen para el hospital”. Eso sí, que el día se lo pagarían.

 

Además, como cubre un segundo turno como asistente de un médico en el mismo edificio, se le impide hacer uso de las áreas comunes a través del personal de seguridad y se amenaza a otras empleadas con el despido si platican con ella.

 

Alejandra Delgado aclara que denuncia estos hechos porque no quiere que se repitan y exige su derecho a un trabajo honesto. Por ello, también presentó ya una demanda laboral y acudió a la Comisión de Derechos Humanos donde, por cierto, no le dieron apoyo.

 

Ante eso, Guadalupe Ramos, del Comité para América Latina para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem), dijo que la apoyarán con las acciones en materia de derechos humanos y en contra de la discriminación.

 

Ayer, Alejandra afirmó que esta situación “afectó mi persona, mi estado de ánimo, mi moral, mi autoestima. Sólo puedo describir como la peor y más triste experiencia de mi vida”. Dijo que quiere defender sus derechos, “que son los mismos de cualquier otra persona, sin importar, sexo, género o preferencia (…) Yo solo quiero justicia y respeto, porque valgo lo mismo que cualquier persona y me merezco el mismo respeto, porque hago mi vida sin hacerle daño a nadie y a nadie le falto al respeto con mi preferencia sexual”.