Voluntarias del Hospital Infantil, al servicio de los niños

Cada martes, los pequeños que se encuentran internados, reciben la visita de Rosario Chávez De Goray, Ofelia Ramírez de Maldonado y Mónica Cárdenas, quienes se dedican a repartir cariño y fe.
"Todos los días le pido al Señor que me dé lo necesario para ser una buena persona con los niños".
"Todos los días le pido al Señor que me dé lo necesario para ser una buena persona con los niños". (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Rosario Chávez De Goray, Ofelia Ramírez de Maldonado y Mónica Cárdenas, son 3 mujeres ordinarias que hacen cosas extraordinarias.

"Ser voluntaria es un apostolado de servicio, donde el único requisito es querer ayudar al prójimo y dar amor".

Cada martes se convierten en heroínas de los niños enfermos que están internados en el Hospital Infantil, dedicando más de 10 horas a esta noble labor, ser voluntaria en un sanatorio.

Rosario Chávez de Goray quien tiene más de 5 años siendo voluntaria en este Hospital compartió que siente la necesidad de ayudar y de entregarse de corazón a esos niños enfermos, que necesitan una palabra de aliento, una caricia, una sonrisa al momento de enfrentar enfermedades tan complicadas como el cáncer.

"Todos los días le pido al Señor que me dé lo necesario para ser una buena persona con los niños, tener una palabra de aliento, darles amor, tratar de satisfacer sus necesidades, sus antojos".

La dejó marcada una niña que le confesó que tenía muchas ganas de probar el coctel de camarón antes de morir, sin embargo, por las cuestiones económicas de su familia no había podido probar este platillo, las voluntarias le concedimos ese antojo.

"Los niños nos hacen crecer como personas, nos dan cada lección, la mayoría te inyecta mucha energía, a pesar de que están sufriendo por los tratamientos, siempre esperan al día de mañana y disfrutarlo al máximo".

Ofelia Ramírez de Maldonado lleva más de 4 años realizando esta labor, y advirtió que requieren manos que ayuden, pero sobretodo recursos, ya que los festejos y todas las actividades que realizan a favor de los niños enfermos, son pagados por ellas.

Compartió que venden ropa usada, con la finalidad de obtener recursos y realizar estas actividades.

"Además hacemos cadenas de apoyo cuando se requiere ayudar a las familias, con gastos de la funeraria, recordemos que los niños que se atienden en el Hospital Infantil de Torreón son de escasos recursos y las familias también requieren de nuestro apoyo".

Rosario Chávez De Goray, Ofelia Ramírez de Maldonado y Mónica Cárdenas, son 3 mujeres ordinarias que hacen cosas extraordinarias.

Informaron que han contribuido a equipar el Hospital, ya que mediante donaciones se han obtenido refrigeradores, televisiones, entre otros.

"Contribuimos con un granito de arena, ayudamos a que el Hospital sea un área bonita y confortable para los niños que están enfermos, necesitamos recursos, el hospital pretende ampliar las instalaciones pero se requieren más de 2 millones de pesos".

La Voluntarias del Hospital Infantil de Torreón, adelantaron que se están constituyendo como una Asociación Civil para acceder a recursos fijos y ayudar más a los niños que están internados en este lugar.