Siguen las quejas contra el Hospital General de Torreón

Se deriva de la falta de insumos y cancelación de operaciones, al respecto el vocero del área de Salud, comentó que esto se debe a que la Secretaría de Finanzas se encarge de los medicamentos.
Ante la falta de aire acondicionado prefieren esperar turno afuera.
Otras de las quejas se refiere a las pésimas instalaciones que se perciben a primera vista del Hospital General de Torreón. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

A partir de 2013, la Secretaría de Finanzas del Estado de Coahuila es la que se encarga de los procedimientos de licitación para la adquisición de medicamentos que utiliza la Secretaría de Salud y otras dependencias.

Esta nueva modalidad afectó el proceso de entrega de medicamentos en toda la entidad, Jorge Luna vocero del área de Salud en la entidad, comentó que la proyección de los especialistas establecen que en agosto se regularizarían los procedimientos.

A partir de 2013, la Secretaría de Finanzas es la que se encarga de la adquisición de medicamentos.

En innumerables ocasiones se han recibido quejas en este medio de comunicación, relacionadas con la falta de insumos, medicamentos y cancelación de operaciones por no contar con el recurso material indispensable, esto además de las pésimas instalaciones que se perciben a primera vista del Hospital General de Torreón.

El pasado 25 de julio, familiares de Sarahí Maricela Martínez denunciaron malos tratos que ha sufrido la joven en el Hospital General de Torreón, ella presentaba un embarazo, acudió a consulta, le solicitaron que se hiciera un eco y notaron que el producto estaba muerto.

"Estamos pidiendo que la operen, mi hija tiene temperatura y desde que la ingresaron no le han hecho nada, presentaba malestares fuera de lo común, tenía ocho meses de embarazo y estaba por aliviarse", comentó la madre de la afectada.

Añadío que no la quisieron atender, cuando supieron que el producto ya no tenía vida y le dijeron que volviera en dos días.

Además les han solicitado la compra de medicamento para esos síntomas y la familia no cuenta con los recursos para adquirirlos.

Sobre el tema, el vocero de la Secretaría de Salud, comentó que habló con la doctora Gloria Mendoza, quien es subdirectora de atención hospitalaria de la Secretaría de Salud en Coahuila y quien supervisa el funcionamiento y operación de los Hospitales Generales del Estado.

Luna informó que las compras de medicamento se realizarán una vez al año luego de una licitación.

En lo que se refiere a Torreón comentó Luna que desde 2013, se cambió el procedimiento de compra de medicamentos y se van a hacer compras consolidadas, es decir que se realizarán una vez al año luego de una licitación y se surte posteriormente el material.

Agregó que al cierre de 2013 y lo que lleva del 2014, se realizó la licitación misma que está por cerrarse ya que los concursantes no surtieron todas las claves de medicamento.

"Ella (la doctora responsable) me decía que ya tuvo contacto directo con los proveedores y la información que ella tiene es que a partir de la próxima semana iban a estar llegando las claves faltantes de medicamento, me comentó que han estado al pendiente y al Hospital General le han reportado semana a semana el material que llega y el que no”, aseguró el vocero.

Platicó que el mismo le preguntó a la Doctora, que cuánto tiempo va a llevar para suministrar de una manera normal todo y que ella le comentó que muy probablemente en agosto, mes en el que salen las bases de licitación del próximo año.

Las compras directas informó, que las licita y supervisa ya la Secretaría de Finanzas, anteriormente las realizaba directamente la Secretaría de Salud y señala que cuando esta última era la encargada sí se presentaba este escenario pero en menor grado.

Milenio publicó en febrero que Ramiro de 29 años, seropositivo sin seguridad social, se atiende en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA (Capasits), ya que presentaba una lesión severa en el cuello posiblemente derivada de su enfermedad por lo que requería una intervención quirúrgica, para detectar el grado de afectación.

Sin embargo en el Hospital General de Torreón, le reprogramaron en dos ocasiones la cirugía, debido a que no contaba con el material quirúrgico necesario, le pedían que él comprara todo para poder intervenirlo.