De los embarazos 40% corresponde a adolescentes

Casi la mitad de las mujeres que se atienden en el área de obstetricia del Hospital General de Torreón, cuentan con menos de 18 años de edad, informó el doctor Luis del Moral Rossete.
Menores embarazadas.
Representa un riesgo tanto para ellas como para sus hijos por la inmadurez física y mental con la que los conciben. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Un 40 por ciento de las mujeres embarazadas que reciben atención en el Hospital General corresponde a mujeres menores de 18 años de edad.

Luis del Moral Rossete, director del centro médico, detalló que mensualmente atienden 400 eventos obstétricos, entre los que hay un promedio de 300 embarazos y el resto corresponden a legrados y cesáreas.

Resulta preocupante el número de embarazos en adolescentes que suele presentarse y por eso han impulsado junto con otras instituciones campañas de prevención.

"Somos una unidad de apoyo para casos difíciles y complicados, por lo que también tenemos pacientes de otros municipios como San Pedro, Matamoros y Francisco I. Madero", añadió.

Resaltó que el 40 por ciento de esos casos corresponden a mujeres menores de 18 años de edad, lo cual representa un riesgo tanto para ellas como para sus hijos por la inmadurez física y mental con la que los conciben.

"El 40 por ciento de mujeres menores de 18 años, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la mejor edad para que se embaracen y tengan su bebé es después los 22 años cuando adquiere una madurez mental y física", expuso.

Indicó que otro factor por el que esa edad resulta ideal para tener el primer bebé está vinculado a que quizá es cuando las madres ya hayan cursado una carrera universitaria o técnica.

Las implicaciones físicas de un embarazo a temprana edad son que están expuestas a no llevar un control prenatal adecuado y tener someterse a una cesárea.

"En esa edad la madre pudiera haber cursado una carrera técnica o universitaria que le permitiera hacerse cargo de la manutención del producto. Resulta importante porque pudiera decir que el 50 por ciento de los matrimonios terminan rápido y la madre se queda como pilar para criar a su hijo", declaró.

En cuanto a las implicaciones físicas de un embarazo a temprana edad está que las mujeres están expuestas a no llevar un control prenatal adecuado y tener que someterse al momento de dar a luz a una cesárea.

Comentó que resulta preocupante el número de embarazos en adolescentes que suele presentarse y por eso han impulsado junto con otras instituciones campañas de prevención de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.