Torreón se une a la “Hora del Planeta”

A las 20:30 horas, se apagaron las luces de la Plaza Mayor, la Presidencia Municipal y el Cristo de las Noas, para crear conciencia y disminuir las emisiones de gases invernadero.
Torreón se une a la “Hora del Planeta”
Francisco Valdés Perezgasga, indicó que estas rodadas son temáticas y que fue por “La hora del Planeta”. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Por una hora, espacios públicos de Torreón estuvieron a oscuras. A las 20:30 en punto, se apagaron las luces de la Plaza Mayor, la Presidencia Municipal y el Cristo de las Noas, para conmemorar la "Hora del Planeta".

Desde las 19:00 horas comenzaron las actividades con un montaje escénico para los chiquitines, bajo el nombre de "Consumo Responsable del Agua", con botargas de personajes y con el mensaje del título.

Los gobiernos del mundo solamente han logrado ponerse de acuerdo en que la temperatura del planeta no puede subir más de dos grados y ya llevamos más de uno.

De la Plaza Kennedy en Torreón Jardín, salieron ciclistas de "Ruedas del Desierto". El grupo llegó a la Plaza Mayor cerca de las 20:15 horas. Francisco Valdés Perezgasga, indicó que estas rodadas son temáticas y que fue por "La hora del Planeta". Eran casi 60 rodantes.

"Antes de salir, tuvimos una plática sobre la importancia de reducir el consumo de combustibles fósiles para reducir la emisión de gases de efecto invernadero", aseveró.

Asimismo, agregó que los gobiernos del mundo solamente han logrado ponerse de acuerdo en que la temperatura del planeta no puede subir más de dos grados y que ya llevamos más de uno.

"Para subir dos grados necesitamos emitir 595 mil millones de toneladas de dióxido de carbono más. Ahorita tenemos bajo la tierra algo así como dos mil 700 millones de toneladas de dióxido de carbono en petróleo, gas o carbón, suficiente parque para suicidarnos como seis veces", aseguró.

"Movernos en una camioneta tipo Suburban, se mueve nuestro peso y tres toneladas del vehículo. En un auto chico, es el peso de los tripulantes y una tonelada".

La lucha entonces, debe ser ahora por evitar que esto suceda y urge que se cambien patrones de consumo y hasta de alimentación para reducir las emisiones. Aunque no se crea, la dieta es importante para bajar la emisión de gases, pues por cada caloría de carne que se consume, se gastan 15.

"Movernos en una camioneta tipo Suburban, se mueve nuestro peso y tres toneladas del vehículo. En un auto chico, es el peso de los tripulantes y una tonelada. Invitó a La Laguna a moverse de otra manera y comer de otra manera", dijo.

Primero se apagó la luz de la Presidencia. Luego la de la Plaza Mayor y al final, el Cristo de las Noas también se apagó. La invitación quedó hecha. No se exagera al extremar las medidas para que el futuro sea mejor para todos.