Juez niega amparo a pastor de "Cristo Vive"

Como antinatural, antihigiénico y que genera contaminación, fue descrito el matrimonio igualitario por el líder espiritual, quien alegó estar ejerciendo su libertad de expresión ante los medios.
Con más del 50 por ciento de votos, los irlandeses votaron por el sí para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.
La sanción será de 100 salarios mínimos para Carlos Pacheco. (AP)

Torreón, Coahuila

La Juez Primero de Distrito en el Estado, del Poder Judicial de la Federación, negó el amparo promovido por Eduardo Ariel Pacheco Ortiz, contra la Dirección para Promover la Igualdad y Prevenir la Discriminación en el Estado.

Luego de que esta le impusiera una sanción al quejoso y a Carlos Alberto Pacheco Coronado, por actos discriminatorios en contra de algunos miembros de la población Lésbica, Gay, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGTI).

El Secretario de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez, informó que la autoridad federal encontró apegada a derecho, la sanción aplicable de 100 días de salario mínimo vigente y 150 días de salario mínimo a la Asociación Civil "Cristo Vive" de México.

Esto, además de la obligación de implementar cursos de capacitación y talleres de sensibilización, que tengan como fin promover la igualdad y la NO discriminación, a la totalidad de los miembros de la asociación.

"Llevó a actos con el fin de provocar en la sociedad el rechazo al grupo social, justificando su actuar en su ideología religiosa y su libertad de expresión".

Lo anterior, derivado de la denuncia formulada en la dependencia a su cargo, por Carlos Eduardo Llamas y secundada por otras 5 personas de la comunidad LGBTI, contra quienes pronunciaron en medios de comunicación, discursos y actividades consideradas de odio, para provocar y fomentar actos discriminatorios hacia un grupo social determinado.

Zamora Rodríguez explicó que el amparo contra la sanción impuesta, fue promovido por los denunciados, argumentando que estos discursos y manifestaciones morales y religiosas fueron en ejercicio a su libertad de expresión.

No obstante, el Juzgado consideró que la conducta del quejoso ante los medios de comunicación, dirigidas a las personas con preferencias sexuales distintas, constituyen actos de discriminación y avaló las sanciones de la autoridad Estatal.

Explicó que la resolución del amparo 242/2015 estipula también, que los actos no son susceptibles de justificarse en el ejercicio de su libertad de expresión, toda vez que el derecho fundamental de la dignidad humana se sobrepone al de la libertad de expresión, si el resultado es perjudicial al honor y decoro de los seres humanos.

"Que los calificativos que utilizó el quejoso, en la entrevista dada a los medios de comunicación, para referirse a la relación entre personas de un mismo sexo, resultan ofensivas (antinatural, antihigiénico y genera contaminación)".

El Secretario de Gobierno, instruyó a la Dirección para Promover la igualdad y Prevenir la Discriminación en el Estado, a continuar atenta a todas las quejas que impliquen o constituyan cualquier forma de discriminación, para garantizar el respeto a los derechos de los Coahuilenses.