Coahuila responde al Observatorio, Durango aún no

En Gómez Palacio se mostró un crecimiento del robo con violencia de 67% en su tasa, lo que tuvo en efecto en el conjunto de la ZML y del Estado.
Marco Antonio Zamarripa, titular de en La Laguna de Medición Delictiva.
Marco Antonio Zamarripa, titular de en La Laguna de Medición Delictiva. (Alejandro Alvarez)

Torreón, Coahuila

Marco Antonio Zamarripa, titular en la Laguna de la Medición de Incidencia Delictiva en la Laguna establece que además del comportamiento estadístico, han solicitado reuniones con las autoridades de las dos entidades.

En lo que corresponde a Coahuila se desarrolló solo una entre las partes sin embargo, de Durango no se ha tenido respuesta.

La Zona Metropolitana se ha caracterizado como un área con una pujante economía y desarrollo urbano. Lamentablemente en los últimos años, se le ha añadido la comisión de graves violaciones a derechos humanos, alta incidencia delictiva, importante presencia de la criminalidad organizada y terribles casos de desapariciones involuntarias.

"Se registran números positivos en el comportamiento delictivo no significa que se encuentre mejor La Laguna sino que está menos peor”.

El entrevistado comenta que si bien se registran números positivos en el comportamiento delictivo, no significa que se encuentre mejor La Laguna sino que está menos peor, la parte de los discursos triunfalistas son delicados.

“La Zona Metropolitana de la Laguna no ha tenido las mismas reducciones en los índices delictivos que otras entidades. Estamos mejorando sí pero seguimos con altos índices de inseguridad, estamos al doble de la tasa nacional y falta mucho por hacer. La parte del discurso triunfalista es delicada pues primero se tiene que reconocer que se tiene un problema esa es la principal recomendación”, señala.

En Gómez Palacio se mostró un crecimiento del robo con violencia de 67% en su tasa, lo que tuvo en efecto en el conjunto de la ZML y del Estado. Debe señalarse que el crecimiento obedece a que como se señaló en el informe anterior, la autoridad consideraba como unidad estadística a Lerdo y Gómez Palacio.

Al separar cifras se redistribuye el impacto por municipio y se le debe dar prioridad al combate del delito común que prácticamente es lo que mueve la percepción de los ciudadanos.

Asegura que si bien, el comportamiento estadístico por parte de Coahuila y Durango es entregado, lo que no se ha dado es el acercamiento con las autoridades estatales.

Por último señala que simplemente desatienden el problema, no se ha pasado de entregar las estadísticas puesto a que lo que les interesa es mantener un diálogo.