Hombre envenena animales en el ejido La Esperanza

Un vecino del lugar denunció que el sujeto lleva años matando y enterrando desde perros, cerdos, cabras, conejos, coyotes, zopilotes. Incluso comentó que han detectado que usa estricnina.
Luego de hacer un recorrido se pudo constatar que hay cuerpos de coyotes, perros, cabras, conejos, gato onza, liebres, zopilotes, halcones, liebres y lechuzas en este predio.
Luego de hacer un recorrido se pudo constatar que hay cuerpos de coyotes, perros, cabras, conejos, gato onza, liebres, zopilotes, halcones, liebres y lechuzas en este predio. (Haide Ambriz Padilla )

Matamoros, Coahuila

Un vecino del lugar denunció que en un predio ubicado en la vega del ejido La Esperanza, en Matamoros, Coahuila una persona la utiliza para envenenar animales y luego quema o entierra los cuerpos, desde perros, cerdos, cabras, conejos, coyotes, zopilotes, todo tipo de animal.

Señaló que el individuo lleva años haciendo esto en este predio, incluso tienen detectado que el veneno que usa es estricnina.

Los pobladores tienen la costumbre de venir a pasear a sus animales en esta vega, los animales comen cosas que están contaminadas de veneno y mueren.

"Este problema ya tiene años, nadie se atreve a decir nada, nosotros teníamos tiempo de no venir a este lugar, ahora que regresamos nos damos cuenta que el problema persiste. La persona que hace esto lo hace cada año, en abril se agudiza, coincide con la cosecha del melón y la sandía, pero los animales muertos empiezan desde febrero".

Luego de hacer un recorrido se pudo constatar que hay cuerpos de coyotes, perros, cabras, conejos, gato onza, liebres, zopilotes, halcones, liebres y lechuzas en este predio.

Explicó que el efecto de la estricnina causa convulsiones y dolor, el animal muere con calambres, se arquea y estira su cuerpo, debido a que no puede controlar sus músculos, la pupila se les dilata y no pueden ver, por la cantidad excesiva de luz, al final fallece de dolor o muerte cerebral.

Denunciaron que no solo es la fauna salvaje la que sufre por este envenenamiento masivo, son las mascotas y animales de granja de los pobladores de este ejido, los que se ven afectados también.

Los pobladores tienen la costumbre de venir a pasear a sus animales en esta vega, los animales comen cosas que están contaminadas de veneno y mueren.

La preocupación de los pobladores del ejido La Esperanza es que este veneno siga en ese lugar, ya que un niño no está exento a toparse con él y morir.

El presidente del albergue Salvando Vidas denunció también lo que ocurre en el ejido La Esperanza, explicó que una persona arroja veneno con carne y el animal muere.

Además existe una indignación generalizada entre los habitantes, debido a que la persona que deja el veneno en este predio, reparte veneno con los pobladores, para que se deshagan de perros callejeros.

Érick Albores, presidente del albergue Salvando Vidas denunció también lo que ocurre en el ejido La Esperanza, explicó que una persona arroja veneno con carne y el animal muere, sin embargo los animales carroñeros y fauna silvestre, muere en el lugar producto de la potencia de este veneno.

"Exijo a las autoridades competentes hacer algo al respecto, ya que esto al afectar a la fauna endémica se puede catalogar como un ecocidio. Tenemos conocimiento que ya trataron de amedrentar al joven que se atrevió a denunciar lo que sucede y fue amenazado. Por eso pedimos la intervención del Procurador de Protección de Medio Ambiente, Emilio Darwich, para que investigue y conforme a la ley que existe en Coahuila se apliquen sanciones".

El rescatista señaló que como albergue Salvando Vidas se interpondrá una denuncia, para que las autoridades investiguen a fondo, el llamado es al municipio de Matamoros y al Procurador de Protección de Medio Ambiente de Coahuila.