En Las Hilamas, van 8 días sin recoger los desechos

Hay lugares en la colonia donde se acumulan los desperdicios; los perros desgarran las bolsas en busca de comida.

León, Gto

En la colonia Las Hilamas se puede observar una pequeña montaña de basura que da la bienvenida a los que pasan por ahí.

Los vecinos del lugar se quejan y exigen una rápida respuesta al problema de la recolección de basura, ya que de seguir acumulándose los desechos al pie del bulevar Mariano Escobedo, puede generarse un serio foco de infección.

Las Hilamas, una colonia ubicada al poniente de la ciudad, en tiempo de elecciones se ve inundada de políticos en busca de un puesto de elección popular y en sus calles sin pavimentar siempre se reparten despensas y promesas.

La inseguridad que se respira en la zona, se mezcla con el fétido olor de un montículo de basura que mide poco más de un metro y medio de altura que está ubicado a un costado del bulevar Mariano Escobedo.

Los perros callejeros destrozan las bolsas de basura en busca de comida, regando aún más los desechos. Los peatones que pasan cerca del montículo de basura tienen que bajar al arroyo vehicular porque la basura ocupa gran parte de la banqueta y el olor es insoportable.

"La basura ya tiene ocho días acumulada, yo creo que eso no es justo, porque ya son focos de infección, al ratito van a ser enfermedades y creo que en eso no piensa el gobierno, deberían ya tener una solución, el gobierno piensa que Las Hilamas es un rancho", denuncia la señora Marcela Saucedo, vecina de la colonia.

El señor Moisés González, vecino de la colonia El Paraíso, tiene que pasar por el lugar donde está la basura tirada, ya que es el camino que utiliza para ir por su pequeña hija al kínder.

"Desde mi casa vengo viendo los montones de basura que hay en el bulevar, no tarda en brotar un problema, la basura ya tiene cerca de una semana, ya urge que arreglen el problema", asegura Moisés González.

"La basura es un foco de infección para los niños que llevan al kínder o los niños que van a la primaria y hasta los jóvenes que van al Cecytec.

Yo le diría a Bárbara Botello que se lleve la basura y que regresen los recolectores, porque sí está canijo, solo manda unos camioncitos, pero están muy chiquitos y no pueden con toda la basura", menciona Cecilia Hernández, ama de casa.