Propone Panal sacar de cárceles a hijos de internas

Mariano Lara expresó que los menores al estar frecuentemente en estos centros penitenciarios afecta su desarrollo y además que en adolescencia pueden caer en actos delictivos.
Las mujeres conviven con sus hijos dentro de los penales.
Las mujeres conviven con sus hijos dentro de los penales. (Especial)

Tamaulipas

El diputado federal del Partido Nueva Alianza (Panal), Mario Lara Salazar, presentó una iniciativa que busca mejorar las condiciones para las niñas y niños que viven con sus madres en los centros penitenciarios del país. El legislador tamaulipeco propuso mejores condiciones de desarrollo físico-emocional de los menores, pues, dijo, estos lugares no son comunes para ellos y que a lo largo propician que se involucren en la delincuencia en la etapa de adolescencia.

Fue en marzo de este año, cuando el diputado plurinominal ingresó la iniciativa con proyecto de decreto por el que se adiciona un párrafo al artículo 23 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Expuso que dejar a los menores expuestos a esta vida carcelaria, afecta de manera negativa su desarrollo psico-emocional y social.

"La vida que ellos viven, propicia actitudes hostiles y favorece su incursión en actos delictivos, durante su adolescencia o madurez... Por ello buscamos, a través de nuestro trabajo legislativo, medidas alternas al tratamiento de mujeres reclusas con hijos".

Dijo que en los centros penitenciarios hay deterioro y malas condiciones de vida, pues continuamente se violan los derechos humanos, "y los menores viven hacinados, mal alimentados, con escasa educación, sin espacios adecuados para la recreación, siendo testigos de comportamientos violentos y conductas sexuales inapropiadas".

Lara Salazar dijo que los patios y corredores de una prisión, compañeras y compañeros, no deberían de ser lugares comunes para ninguna niña o niño.

"Cuando pensamos en una prisión, nos imaginamos a un adulto dentro de la cárcel, un culpable purgando una pena Como primera reacción, nunca llega a nuestra mente la cara de un niño. Sin embargo, ser prisioneros sin haber cometido ningún delito, es la realidad de miles de niños que viven en las cárceles de nuestro país, cumpliendo una sentencia al lado de sus madres".

Explicó que la propuesta es incorporar en la Ley de Niños, Niñas y Adolescentes el derecho a que, protegiendo el interés superior de los menores, se apliquen las medidas sustitutivas en las madres reclusas, para que puedan convivir con sus hijos e hijas alejados de ambientes impropios para su desarrollo físico y mental.

Dijo que hay otras vías para cumplir la sentencia como el arresto domiciliario, la semilibertad, el tratamiento de libertad intermedio, la semidetención y la libertad controlada, y arrestos discontinuos (de tiempo libre entre semana o de fin de semana).

Por ello, pidió, con esta iniciativa, que las autoridades busquen medidas alternas para que las madres reclusas puedan cumplir su pena.

"La niñez es la etapa más importante en la vida, para la Unicef los primeros 8 años son fundamentales, especialmente los tres primeros, que son la base de la salud, el crecimiento y el desarrollo de su futuro. Es esa etapa los menores aprenden más rápido que en cualquier otra etapa, imaginemos las cosas que aprenderían dentro de los reclusorios, sin duda esto incide en la descomposición social en el presente y en el futuro".

Por ello, dijo, los menores no pueden seguir viviendo en tales condiciones "por lo tanto nuestra propuesta va encaminada a coadyuvar, en la medida de lo posible, a que puedan tener un sano desarrollo físico y mental conviviendo con sus madres reclusas fuera de los espacios carcelarios que resultan inadecuados para su beneficio familiar".

La iniciativa fue enviada a la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, donde su estatus actual es de "pendiente", por lo que se espera que pase a revisión, estudio y dictamen de la comitiva para su rechazo o aprobación, y así después pasar al pleno para su votación final.