Exponen maltrato animal por parte del hijo de Anaya

La 'Asociación Huellitas de Amor' por medio de Facebook dio a conocer que el familiar del diputado federal había matado a pelotazos a una ardilla en el club Campestre Torreón.
La ardilla ya era un emblema y residente adjunto de las canchas de tenis de ese Club.
La ardilla ya era un emblema y residente adjunto de las canchas de tenis de ese Club. (Facebook: Huellitas de Amor)

Torreón, Coahuila

En el muro de Facebook de la Asociación en defensa de los animales Huellitas de Amor se dio a conocer que el hijo del diputado federal del PAN, Guillermo Anaya había matado a pelotazos a un perrito de la pradera (dato erróneo ya que se trataba de una ardilla) dentro de las instalaciones del Campestre Torreón que era muy conocida por todos los socios, por socializar con los jugadores de las canchas de tenis.

Anet Silveyra Dingler manifestó que ya habló con el administrador del Club Campestre de Torreón, quien le informó que ya están tomando cartas en ese asunto.

Anet Silveyra Dingler, presidenta de Huellitas de Amor, en entrevista para Milenio dijo que según reportes que recibió de los socios y de los mismos trabajadores del club, se pudo conocer que el hijo de 16 años de Guillermo Anaya Llamas, había matado a pelotazos a una ardilla que era ya un emblema y residente adjunto de las canchas de tenis.

“Se trataba de una ardillita que tenía su madriguera cerca de las canchas de tenis, era bien conocida entre los socios del Club, salía a saludar a las personas, esa misma cercanía y confianza que tenía con los humanos, la llevó a caer en manos de este adolescente que finalmente la mató a pelotazos”, señaló la activista. 

La presidenta de Huellitas de Amor agregó que se acercaron a ella personas que trabajan dentro del Club, confirmando los hechos que muchos socios contaban, sin embargo por temor a perder su trabajo, por tratarse del hijo de un político, no querían salir a la luz pública. Motivo por el cual a nombre de la asociación en defensa de los animales, decidió denunciar el caso a través de su cuenta de Facebook. 

Anet Silveyra Dingler manifestó que ya habló con el administrador del Club Campestre de Torreón, quien le informó que ya están tomando cartas en ese asunto, que conocen del caso y que muy probablemente se suspenda la entrada como socio a este chico.

"El administrador comentó que no sabía qué hacer en este caso, ya que no se había presentado otro similar en el Club".

“La suspensión me parece un castigo pasajero, para alguien que ya sabe lo qué hace, que ya distingue entre el bien y el mal", dijo Silveyra Dingler.

La activista narró que se le hizo llegar al administrador Julián Alba la Ley de Protección Animal vigente en el Estado de Coahuila y las sanciones derivadas por maltrato o crueldad animal.

“La suspensión me parece un castigo pasajero, para alguien que ya sabe lo qué hace, que ya distingue entre el bien y el mal, un adolescente sabe lo que es el maltrato y la crueldad hacia los animales. Lo que buscamos es que se aplique la ley y que el Club tome medidas reales para que nadie quiera cometer otro error de estos con la vida silvestre que forma parte del Club”. 

La presidenta de Huellitas de Amor señaló que se le dará seguimiento a este caso, buscarán hablar con el Procurador de Medio Ambiente, Emilio Darwich Garza para ver cómo se aplicará la ley en este caso, ya que se trata de un menor de edad, que deslinde a quién sancionaría, si al adolescente o a los padres, ya que no se contempla esto en la reciente ley.