Hidalgo: prisión a 5 mujeres por delito de aborto

El aborto está considerado un delito y quien lo consiente y lo practica puede alcanzar una sentencia de uno a tres años de prisión con una multa de 10 a 40 salarios mínimos.
Entrevista a Alfredo Tovar Ortiz (Juan José Fernández )

Pachuca

Durante 2013, cinco personas fueron sentenciadas a purgar una condena de tres años de prisión por el delito de aborto, mientras que en 2012, tres personas fueron enviadas a prisión por la misma razón, según estadísticas del Poder Judicial de Hidalgo.

Las cifras proporcionadas por el Poder Judicial revelan que en 2013 las sentencias definitivas fueron dictadas en los distritos judiciales de Ixmiquilpan, donde se registraron tres casos, uno  en el distrito de Mixquiahuala  y otra más en Tula.

En 2012 en los distritos judiciales de Jacala, Ixmiquilpan y Tizayuca, se dictaron sentencias definitivas a tres personas, una por distrito, por consentir el delito de aborto.

En Hidalgo, el aborto está considerado un delito y quien lo consiente y lo practica puede alcanzar una sentencia de uno a tres años de prisión con una multa de 10 a 40 salarios mínimos, según lo establecido por el artículo 154 del Código Penal vigente.

El juez Primero Penal del Distrito Judicial de Pachuca, Alfredo Tovar Ortiz, señaló que desde el momento en que un espermatozoide fecunda un ovulo clínicamente se entiende que hay un producto concebido y a partir de ese momento la interrupción de ese embarazo o la muerte de ese producto en cualquier momento se le denomina aborto.

La legislación penaliza el aborto porque no está consentido que de manera propia, una mujer decida abortar.

“El artículo 155 dice que a la mujer que aborte interrumpiendo su embarazo o consienta que otro lo interrumpa será sancionada con uno a tres años de prisión y una multa de 10 a 40 días de salario mínimo, situación que incluye a quien practique el aborto con el consentimiento de la mujer”, sostuvo el Juez.

La legislación contempla cuatro excluyentes en las cuales se encuentra permitido el aborto, e incluso el estado podría proporcionar el apoyo médico a través de las instituciones de salud.

La Ley del Aborto en el estado de Hidalgo especifica que se puede interrumpir la gestación sólo durante los primeros 90 días ya que si se practica después de ese plazo se incurre en un delito, sostuvo.

De acuerdo con el artículo 158 del Código Penal, el aborto es tolerado cuando se trate de una conducta culposa de la mujer embarazada; es decir cuando la conducta de la mujer no estaba encaminada a interrumpir el embarazo o provocar el aborto.

La ley establece que las autoridades deben de comprobar con estudios médicos si la pérdida del producto se originó por un descuido ya que si se practica de manera premeditada está sancionado.

La segunda excluyente sucede cuando la concepción es producto de una violación: al denunciarla y posterior a ello la víctima se percata de que resultó embarazada, el Ministerio Público o incluso el Juez tienen la facultad de ordenar la interrupción del embarazo, siempre y cuando se compruebe que la concepción es producto de una violación.

En ese caso el aborto está justificado porque es un producto que ella no tenía previsto derivado de una acción ilícita de un sujeto que la violentó sexualmente, explicó Tovar Ortiz.

“La única condición que el Estado pone para practicar el aborto, es que sea dentro de los 90 días a la concepción, si se pasa de 90 días entonces ya no se autoriza la interrupción del embarazo.

Inclusive el Código Penal menciona que si la mujer es de muy escasos recursos económicos es el estado que vía las instituciones le tiene que practicar el aborto sin gasto alguno”, señaló el Juez Alfredo Tovar Ortiz.

Más razones

Otra posibilidad para la práctica del aborto es si “clínicamente el embarazo es complicado y está en riesgo la vida de la mujer”, explicó el juez.

Otro de los motivos por los que las autoridades pueden permitir el aborto es cuando el producto del embarazo presenta alteraciones genéticas o congénitas que puedan dar como resultado daños físicos o mentales.

De acuerdo con la legislación, esta razón aplica sólo si antes del parto  el médico advierte que el producto del embarazo puede tener alguna malformación congénita o que inclusive pueda tener daños mentales al producto de la concepción.

En este tipo de situación que se le deja en libertad a la mujer que tiene un embarazo con estas características, esta la posibilidad de que la mujer decida interrumpir su embarazo y en ese caso no tendría ninguna consecuencia.

“La ley penal no castiga todos los tipos de abortos, y las excepciones son las cuatro opciones que se encuentran establecidas en el artículo 158 del Código Penal vigente en el estado de Hidalgo, pero de manera general si se sanciona, ya que no está permitido que una mujer de muto propio se provoque un aborto”, comento el Juez Primero Penal.