En Hidalgo hay 700 mil mujeres en condiciones de pobreza

Afirma la secretaria de Desarrollo Social.
Geraldina García Gordillo: “...enfrentan todavía estereotipos que las encasillan...”.
Geraldina García Gordillo: “...enfrentan todavía estereotipos que las encasillan...”. (Héctor Mora)

Pachuca

La Secretaria de Desarrollo Social, Geraldina García Gordillo, reveló que según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) más de 700 mil mujeres en Hidalgo enfrentan pobreza, “circunstancia que se encuentra íntimamente ligada a la falta de educación”.

Añadió que a nivel nacional hay 17.6 millones de mexicanas vulnerables por carencias sociales.

“En nuestro estado nos enfrentamos todavía al reto de modificar la condición de analfabetismo, toda esta problemática es ‘caldo de cultivo’ para generar distintos tipos de violencia contra las mujeres, problema que resulta alarmante si observamos que el 43.3 por ciento de mujeres en Hidalgo señala que ha sufrido algún tipo de violencia”.

Aunque destacó que en la entidad hay avances en la lucha para erradicar la cultura de violencia contra las mujeres, con reformas al Código Penal de Procedimientos Penales que agravan las penas por agresiones a la población femenina, reconoció que aún falta mucho por hacer para acabar con la desigualdad.

“Durante años, las mujeres han padecido circunstancias de desigualdad, de pobreza, de violencia, en sus diferentes formas en la vida cotidiana. Muchas veces bajo la complacencia o la omisión del propio gobierno... son muchas y muy grandes las diferencias entre hombres y mujeres que impiden el desarrollo social y humano pleno en nuestro estado”.

Las mujeres, dijo, enfrentan todavía estereotipos que las encasillan y obligan a cumplir funciones y roles que deberían estar superados: son las que padecen con mayor brutalidad la violencia y la misoginia que acaba en ocasiones con la vida.

 Afirmó que una sociedad que lastima, que humilla, que violenta y que olvida a una parte de su población está condenada al fracaso, al atraso y a la marginación.

“No basta hacer eventos, no es suficiente con conmemorar un día al año a las mujeres, no solucionamos estos problemas si solamente acudimos a seminarios o a talleres.

“Se requiere convicción, involucrarse en la problemática, conocer de raíz las razones que ocasionan la desigualdad, se necesitan acciones como los Consejos Generales de Planeación de la Agenda de Género que den rumbo a las políticas públicas implementadas desde el Ejecutivo estatal, se requieren funcionarios públicos que hagan accesible a las mujeres el poder acceder a la riqueza, a la propiedad, a una vida digna, a la educación, a la salud”.

Desde estos espacios, añadió, se marcarán las directrices para que los programas estatales y las acciones que emprendan las dependencias del gobierno mantengan permanentemente la perspectiva de género.

Recordó que el 17 de febrero, se establecieron las unidades institucionalizadas de género, mismas que permiten crear acciones que benefician a las mujeres en la lucha por la igualdad.

Rodrigo Valdivia Ibarra, director General de Evaluación y Desarrollo Estadístico del Instituto Nacional de las Mujeres, destacó que Hidalgo es uno de los primeros estados en crear estrategias que impulsan la equidad de género.

Consideró que la entidad está preparada normativamente y con los recursos humanos para planear, instrumentar y evaluar la política pública en la perspectiva de género, así como un presupuesto que permite inyectar recursos.

“En la entidad sólo 3.3 por ciento de las mujeres tiene una curul como diputada local, es de esperar, con la reforma sobre la paridad de las candidaturas, que Hidalgo se sume a esta iniciativa; el 7 por ciento de los municipios está encabezado por una mujer, es decir 6 de 84, aquí hay una gran brecha por atender... crear los Consejos de participación significa que la entidad está preparada para una política con perspectiva de género”.

Las estrategias del gobierno de Hidalgo, deben ser difundidas por otros para lograr la igualdad entre hombres y mujeres.