Hidalgo continúa en riesgo de sufrir daños por lluvias

Titulares de Protección Civil de los municipios del estado son capacitados por el personal académico e investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM para dar una mejor atención.
Miguel García Conde y el Maestro en Ciencias, David Zamudio Ángeles de la UNAM.
Miguel García Conde y el Maestro en Ciencias, David Zamudio Ángeles de la UNAM. (Héctor Mora)

Pachuca

La Subsecretaría de Protección Civil llevó a cabo el curso-taller “Remoción en masa e inestabilidad de ladera”, que tiene como objetivo capacitar a los primeros niveles de respuesta municipal y a personal de distintas dependencias, organismos e instituciones vinculados a la atención a la población en este tipo de fenómenos geológicos traducidos en flujos, derrumbes, deslizamientos, grietas, caídos, subsidencias y hundimientos.

Impartido por personal académico e investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el curso también tuvo como fin evitar, o al menos reducir, los desastres naturales, ya que en el país el problema de los deslizamientos de ladera ha ocasionado daños materiales cuantiosos, en infraestructura carretera y urbana.

De acuerdo con los especialistas, por las fuertes lluvias asociadas a los huracanes Ingrid y Manuel que pasaron por Hidalgo, el subsuelo se encuentra sobre saturado de agua, lo que propicia a que se generen deslizamientos de laderas que pongan en riesgo la integridad de la población.

Con esta postura coincidió el subsecretario de Protección Civil, Miguel García Conde, quien agregó que regiones como la Otomí-Tepehua, la Sierra y la Huasteca son propensas a derrumbes y deslaves, aún cuando han disminuido las precipitaciones.

“Hay una gran saturación de humedad, se siguen dando hasta este momento (los deslaves). Hace tres días llovió 138 milímetros en Tlanchinol, esto está vivo, por eso hemos seguido alertando a los municipios para que no se confíen de que ya no llueve. Los derrumbes son latentes, los flujos, los deslizamientos; es decir, la materia de este curso”, dijo.

En ese municipio, con ayuda de retroexcavadoras, se atendieron  las carreteras rurales Pitzontla entronque con la vía Tlanchinol-Hueyapa; San Cristóbal-Totonicapa; Acatempa-Toctitlan y la Tlanchinol-Apantlazol, según la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT).

Conde ejemplificó que en otras zonas donde en la pasada contingencia ambiental se registraron daños, aún pueden presentarse nuevos derrumbes, pues tan sólo en la semana la dependencia estatal dio a conocer que en la Sierra Alta fueron atendidas las vialidades de la región de Molango con limpieza piedra caída en la vía Otongo-Tepehuacan-San Juan Ahuehueco, así como el tramo San Simón-Tepehuacan, además de apoyar en la carretera federal México-Tampico ruta Calnali-Papatlatla.

“Es el primer curso de esta naturaleza que se da en todo el país. Está encaminado a que los participantes entiendan cuál es la naturaleza, el origen y las causas del fenómeno de remoción en masa y qué es la inestabilidad de ladera, para que puedan abordar cualquier tipo de contingencia sobre en términos de riesgo a población”, señaló

El curso, añadió García Conde, está dirigido a los titulares de Protección Civil de los municipios y de ese universo a los que están en zona proclives a estos fenómenos: la Sierra Gorda, la Tepehua y la Huasteca.

Aunque también participó personal de maquinaria de la Secretaría de Planeación, quienes antes de remover los materiales producto de un derrumbe, deben conocer por qué se dio el fenómeno, ya que mover el material anárquicamente puede complicar el derrumbe.

De acuerdo con Protección Civil del estado el objetivo principal del atlas de riesgos es identificar las zonas inestables que pudieran representar un peligro para la población y mitigar esos riesgos, además de evitar se pierdan vidas y patrimonios ante fenómenos naturales. El atlas de riesgo se conformará con los atlas de riesgo de los 84 municipios, pero también estarán  incluidos los protocolos de acción de otras dependencias.

SISMOS EN HIDALGO

El subsecretario de Protección Civil comentó que junto con el atlas de riesgos también se abordará el tema de la sismicidad con la finalidad de estudiar más a detalle esos más fenómenos debido a que son muy recurrentes en la sierra gorda que abarca los municipios de Ixmiquilpan, Chilcuautla y en los límites con el estado de Querétaro. Indicó que en esa zona se encuentra el eje neo volcánico transversal lo cual es una zona micro sísmica, pero que en ocasiones se registran enjambres sísmicos, es decir pequeños temblores que inquietan a la población, pero no son de gran escala.

Miguel García Conde, explicó que en aquella zona desde 1910 se tiene registro de sismos, pero destacó que en aquella parte del estado por el momento no existe infraestructura que pudiera colapsar o núcleos de alta población que pudiera estar en peligro.

El subsecretario de Protección Civil y Gestión de Riesgos destacó que en el año de 1976 se llegó a registrar el sismo más fuerte que osciló entre los 5.3 grados Richter lo que afectó algunas estructuras mal construidas y edificios viejos. (Axel Chávez/Pachuca)

:CLAVES

SEGUIMIENTOS

Un deslizamiento ocurre cuando se rompe o pierde el equilibrio de una porción de los materiales que componen una ladera y se deslizan por acción de la gravedad.

Aún hay riesgo de derrumbes y deslaves en regiones como la Otomí-Tepehua, la Sierra y la Huasteca, según Protección Civil por lo que se pide extremar precauciones.

En tanto Obras Públicas de Hidalgo informó que las residencias de Conservación de Carreteras realizan recorridos para que el desarrollo de todos los poblados de municipios afectados.