Educación como puerta a la superación

Desde hace más de 6 años, Aprende a Volar promueve la educación en menores de colonias de riesgo de Torreón, planteándola como solución a problemáticas como el pandillerismo.

Torreón, Coahuila

Constituida legalmente hace 2 años pero laborando desde hace seis, Aprende a Volar es una asociación civil que promueve el derecho a la educación en menores que viven una situación de pobreza en colonias al oriente de Torreón.

La institución, parte de la red Héroes Laguna, promueve el desarrollo académico de infantes y adultos.

Escuelas que se ubican en las colonias Zaragoza Sur, Los Arenales, Luis Donaldo Colosio y Residencial del Norte, consideradas actualmente como polígono de violencia y pandillerismo, son las que reciben atención por parte de esta organización.

A decir de Sara Castillo López, su directora, a través de la educación se puede lograr que los menores tengan un futuro diferente, ya que actualmente están bloqueados en pensar que van a tener solo lo que en ven en su casa y no tienen una visión a futuro.

"Las escuelas en las que trabajamos vemos a menores en situaciones muy críticas y de riesgo. Se les apoya con becas, actualmente se beneficia a 30 menores en escuela y sus padres asisten a la asociación donde se les brindan talleres de capacitación para la elaboración de productos de limpieza, de manualidades y taller de belleza", dijo.

La institución además, ha logrado habilitar comedores en tres escuelas ubicadas en las colonias Quintas de la Perla, Zaragoza Sur y Mayrán, donde se atienden a 400 niños de lunes a viernes.

UNA ATENCIÓN GLOBAL

La organización brinda tanto a niños como padres atención psicológica, realiza grupos reflexivos para papás, así como lleva a cabo servicios de salud y atención dental.

El año pasado, la asociación cerró con un padrón de dos mil menores y familias atendidas en su totalidad

Aprende a Volar nació por el sueño de crear una asociación de apoyo a menores en situación de calle, sobre todo niños que tenían que trabajar y que dejaban la escuela para ganar un ingreso para la familia.

A lo largo de este tiempo, la asociación refleja casos de éxito en jóvenes que continúan con sus estudios, convencidos que solamente así lograrán tener una mejor calidad de vida.