PAN perdió porque lo dirige “una gavilla de delincuentes”

Herbert Taylor dijo que los panistas que tienen el control viven de las migajas que caen de la mesa del gobernador
Herbert Taylor Arthur
Herbert Taylor Arthur (Sonia Serrano)

Guadalajara

Los malos resultados electorales del Partido Acción Nacional (PAN) en Jalisco son “poco” para “las barbaridades” que ha cometido el grupo que tiene el control del partido, afirmó el ex dirigente panista, Herbert Taylor Arthur, quien no escatimó en descalificaciones hacia ese grupo del blanquiazul.

Afirmó que el voto de los ciudadanos “no es otra cosa que el castigo por la pésima dirigencia, por el pésimo grupo, que no está haciendo otra cosa que quererse repartir, día con día, las migajas que caen de la mesa del gobernador”.

Luego, les puso nombres: los hermanos Hernán e Isaías Cortés, intercambiándose diputaciones; Miguel Monraz, “jefe del partido, viniéndose de candidato”; el senador José María Martínez mandando a su hermana de regidora, y “Juan Carlos Márquez, que es conocido como delincuente, tomando posición de regidor”.

Taylor Arthur, quien fue colaborador del ex gobernador Emilio González Márquez, dijo que los jaliscienses saben que hay “una gavilla de delincuentes en el PAN”, quienes ya deberían renunciar a los órganos de dirigencia, para que el PAN nacional venga a refundar al partido, con caras nuevas.

Recordó que Alberto Cárdenas, el primer gobernador panista, obtuvo millón y medio de votos, mientras que el domingo pasado apenas medio millón cruzó el escudo panista.