"No es justo que sigan libres y mi hijo no pueda respirar"

Madre de Héctor Alejandro, un joven víctima mortal de bullying, considera injustas las sentencias contra los jóvenes responsables y la poca información contra los maestros involucrados.
Los padres de Héctor, el niño víctima de bullying que murió en Tamaulipas, piden justicia.
Los padres de Héctor, el niño víctima de bullying que murió en Tamaulipas, piden justicia. (Cuartoscuro)

Ciudad Victoria

La madre del menor Héctor Alejandro Méndez Ramírez, quien presumiblemente falleciera por bullying en Ciudad Victoria, Rebeca Ramírez, se inconformó con la sentencia que se dictó a los involucrados en la muerte de su hijo.

Indicó que tres de los adolescentes que agredieron a su hijo menor purgarán una condena de un año nueve meses en trabajos comunitarios, recibirán ayuda psicológica y seguirán yendo a firmar por ese lapso a la granja de Güémez, mientras que solo uno de ellos deberá hacerlo por dos años.

Por lo que la madre del menor fallecido consideró "que no es justa esta condena, creo que no es justo que ellos sigan libres y mi hijo está en un lugar que no podrá respirar más, ya no puede salir, pero Dios sabe lo que va a pasar no hay mejor juez que Dios".

Con respecto a la maestra del grupo Denisse Serna Muñiz y la subdirectora de la secundaria número 7 "Eleazar Gómez" Sandra Luz Garza, señaló que hasta el momento las autoridades no le han proporcionado información sobre el caso.

"No he tenido ninguna información sobre ellos, hace como un mes salió una nota en los periódicos donde decía que se había otorgado el perdón a la maestra Serna y no es así, no hemos otorgado el perdón para nadie".

Agregó que recientemente se enteró que la Comisión Estatal de Derechos Humanos, determinó que sí hubo negligenciaen la atención a su hijo, razón por la que entabló una denuncia contra ese centro hospitalario.

"Hubo negligencia médica, mi hijo estuvo en manos de personas que estuvieron todos en su contra, empezando por su maestra y donde yo creí que lo iba a atender, no lo atendieron, hay una demanda contra el Seguro Social", expuso.

Rebeca Ramírez, refirió que tras las constantes ausencias de su esposo al trabajo en las ocasiones que tuvieron que dar seguimiento legal al caso fue despedido de su trabajo.

Agregó que el gobierno de Tamaulipas les apoyó para emprender un pequeño negocio con el que están solventando sus gastos.