El estrés, una reacción del cuerpo a la presión

Hans Selye, estudioso austriaco considerado el "padre del estrés", estableció que la enfermedad es una resistencia, donde participan casi todos los órganos y funciones del cuerpo.
El estrés se produce por el instinto del humano, de protegerse de las presiones físicas o emocionales, o en situaciones extremas de peligro.
El estrés se produce por el instinto del humano, de protegerse de las presiones físicas o emocionales, o en situaciones extremas de peligro. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Desde la década de los 30's en adelante empezaron a surgir diversos tipos de estrés, tanto nuevas formas de tratamiento así como nuevas características.

Es por ello que en esa investigación que se realizó en esa época, se describen los diferentes tipos de estrés que existen en la actualidad, sus características, conceptos, sus diversos tratamientos, así como varios puntos derivados de este mismo.

Se consideró entonces, que varias enfermedades desconocidas como las cardiacas, la hipertensión arterial y los trastornos emocionales o mentales no eran sino la resultante de cambios fisiológicos a causa de un prolongado estrés en diferentes órganos y esas alteraciones podrían estar predeterminadas genética o constitucionalmente.

"El estrés es lo que uno nota cuando reacciona a la presión, sea del mundo exterior o interior de uno mismo, es una reacción normal de la vida de las personas de cualquier edad".

Sin embargo, no sólo son los agentes físicos nocivos que actúan directamente sobre el organismo sino además, en las demandas de carácter social y las amenazas del entorno del individuo, que requieren de capacidad de adaptación.

A partir de aquí el estrés ha involucrado un estudio de participación de varias disciplinas médicas, biológicas y psicológicas con aplicación de tecnologías diversas y avanzadas, indicó el estudioso austriaco, de este problema de salud pública mental, Hans Selye, considerado el "padre del estrés".

"Se produce por el instinto del humano, de protegerse de las presiones físicas o emocionales, o en situaciones extremas de peligro".

Es la respuesta del cuerpo a condiciones que perturban el equilibrio emocional, resultado fisiológico de este proceso, es un deseo de huir de la situación que lo provoca o intenta confrontarla violentamente.

En esta reacción, participan casi todos los órganos y funciones del cuerpo, incluidos el cerebro, los nervios, el corazón, el flujo de la sangre, el nivel hormonal, la digestión y la función muscular.

Quien padece más fuerte y rápido, las pequeñas arterias que irrigan la piel y los órganos menos críticos (riñones e intestinos), se contraen para disminuir la pérdida de sangre en caso de heridas y para dar prioridad al cerebro y los órganos más críticos para la acción (corazón, pulmones y músculos), asimismo la mente aumenta el estado de alerta y los sentidos se aguzan.

En condiciones apropiadas, si estamos por ejemplo en un incendio, nos ataca una fiera, o un vehículo está a punto de atropellarnos, los cambios provocados por el estrés resultan muy convenientes, pues nos preparan de manera instantánea para responder oportunamente y poner nuestra vida a salvo.

Muchas personas en medio de este tipo de situaciones de peligro desarrollan una fuerza insospechada, saltan grandes obstáculos o realizan maniobras prodigiosas.

CONSEJOS PARA AFRONTAR EL ESTRÉS

  • -No se preocupe acerca de cosas que usted no puede controlar, como el clima
  • -Haga algo acerca de las cosas que si se pueden controlar
  • -Prepárese lo mejor que pueda para sucesos que sabe que pueden ocasionarle estrés
  • -Esforzarse por resolver los conflictos con otras personas
  • -Pida ayuda a amistades, familiares o profesionales
  • -Hacer ejercicio
  • -Meditar
  • -Abandonar las actividades diarias que causan estrés con deportes en grupo, eventos sociales y pasatiempos
  • -Tratar de ver un cambio como un desafío positivo, no una amenaza.