Hallan entambado cerca del Tajo de Santa Ana

Una persona se acercó al tambo, se percató del olor y vio una extremidad, de inmediato dio reporte a la Policía. No saben si es hombre o mujer.
Con una grúa sacaron el tambo de los márgenes del camino, para después trasladarlo al Semefo
Con una grúa sacaron el tambo de los márgenes del camino, para después trasladarlo al Semefo (Especial )

León Guanajuato

Los restos de una persona fueron encontrados en el interior de un tambo de metal en el camino del Tajo a Santa Ana ubicado al este de la ciudad.

El hecho ocurrió ayer minutos después de las 2:00 de la tarde, mientras una persona que caminaba por el lugar, observó que en la orilla del arroyo había un contenedor de metal de capacidad de 200 litros.

El hallazgo se dio a unos metros del fraccionamiento Villas de la Hacienda sobre el mismo Tajo.

Una vez que la persona se acercó al tambo, se percató que despedía un aroma fétido y al mirar en su interior, refirió ver extremidades humanas por lo que dio aviso a las autoridades de manera inmediata.

Una vez que se reportó el hallazgo de los restos humanos, acudieron cuatro patrullas de la Policía Municipal para resguardar el tambo mientras que agentes del Ministerio Público se entrevistaron con el testigo quien señaló todo lo sucedido.

Después de que los peritos confirmaron que en el interior del contenedor de metal había restos humanos, con la ayuda de un camión tipo plataforma y con cadenas, engancharon el tambo para sacarlo entre la terracería y trasladarlo al Servicio Médico Forense para realizar una inspección detallada.

Agentes periciales informaron que hasta el momento no se ha podido determinar si los restos encontrados adentro del contenedor pertenecen a un hombre o a una mujer, tampoco se ha definido el grado de descomposición que presenta el cuerpo, será en las próximas horas que el

Ministerio Público informe sobre los avances de la investigación.

Anteriormente, en el Tajo a Santa Ana ya se habían registrado más incidentes sobre este tipo de hallazgos, tal es el caso de los restos de un hombre encontrados en el interior de dos maletas, otros tantos localizados en tambos, en el interior de bolsas de plástico o entre bancos de tepetate.