Hacer ejercicio en compañía de tu mascota, es lo deseable

Puede lograrse coordinación entre perro y dueño para correr
Hay que acostumbrar al perro y sacarlo del sedentarismo
Hay que acostumbrar al perro y sacarlo del sedentarismo (Especial)

Guadalajara

Ya culminó el maratón Guadalupe- Reyes y tras detectar algunos kilos de más o por querer iniciar de manera sana este año, muchos comenzarán a realizar ejercicio y, quizá, entre sus objetivos esté el poner también en actividad a su perro que ha vivido en sedentarismo.

El artículo de Amor Animal de este domingo va dirigido a mostrar los pasos que debe seguir una persona para adentrarse con su can en la actividad física.

Respecto al tema habló Manuel Lomelí, experto en el adiestramiento de perros, que compartió en entrevista cuatro etapas para que se pueda realizar ejercicio en compañía de su chucho.

La primera etapa es que antes de iniciar la actividad física, se lleve al perro a una revisión médica, con el objetivo de definir si el animal presenta sobrepeso, puede correr o si presenta problemas cardiacos o de las vías respiratorias que le pudiera impedir el poder realizar ejercicio.

Una vez que el médico haya dado su visto bueno se puede iniciar a salir al espacio en el que se vaya a realizar la actividad, ésta sería la segunda etapa. Para iniciar, se debe comenzar caminando, es importante que se entienda que esto no significa que se debe pasear al perro sino que se tiene que marcar el circuito que se seguirá todos los días para que el animal aprenda la rutina y se eviten accidentes posteriores.

“Salir a caminar, no a pasearlo, de una forma en que el perro tenga un circuito (…) y pueda ir caminando del lado del amo”, dice el experto. Una vez que el can esté adaptado, es recomendable empezar a trotar, la tercera etapa: “Trotar para que el perro y su sistema locomotor empiece a acondicionarse y no se pare”, expuso Lomelí.

Finalmente, al lograr una coordinación entre el amo y su mascota, se puede pasar a la etapa cuatro en la que ya ambos pueden correr y mantener una velocidad constante, esto debido a la sincronía que puedan establecer.

El tiempo y distancias a recorrer también dependen de la raza y características físicas del perro. “Hay que atender que los animales, al tenerlos en Cautiverio se muestran sedentarios, entonces no los vamos a hacer que corran así de rápido el primer día. Tiene que haber un proceso, el perro te va marcando, te va diciendo cuál es su capacidad, no le puedes pedir a un Chihuahueño que corra un kilómetro como a un gran danés, añadió el entrenador de perros.

Otro de los puntos que no se pueden olvidar, son la correa y la placa de identificación. La primera para evitar que el animal de compañía salga corriendo y pueda perderse, aunque se pudiera omitir si el can nunca se separa de su dueño y el espacio brinda las condiciones de seguridad; en cuanto a la placa ésta no debe dejarse nunca en casa, pues facilitará la búsqueda de tu perro en caso de un extravío.

CLAVES

Cuatro etapas para correr con el perro

*Llevar al can a una revisión médica. El médico determinará si es apto para realizar ejercicio.

* Comenzar a caminar por la ruta que se seguirá para que el perro conozca el entorno.

*Luego se podrá iniciar a trotar para ir incrementado la actividad física.

*Finalmente, se comenzará a correr cuando haya coordinación entre amo y can. El tiempo y la distancia deberán definirse de acuerdo a la raza.

MC