Habitantes califican de ineficiente al transporte

El servicio del transporte público se debe prestar bajo los principios de puntualidad, higiene, orden, seguridad, generalidad, accesibilidad, uniformidad, continuidad, eficacia y eficiencia.

Ocotlán

Asientos rotos, tubos oxidados, choferes desalineada, un servicio que termina a las 20 horas, además de lento, son algunas de las quejas de los habitantes de municipio de Ocotlán, Jalisco, sobre el transporte público de la ciudad, que según el artículo tercero de la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, no deberían de estar en circulación.

Dicha fracción menciona que el servicio del transporte público se debe prestar bajo los principios de puntualidad, higiene, orden, seguridad, generalidad, accesibilidad, uniformidad, continuidad, eficacia, eficiencia y sustentabilidad medio ambiental y económica.

Ocotlán, ciudad que según el último censo realizado por el INEGI, cuenta con 92 mil 967 habitantes, en la cual solo existen cuatro rutas del transporte público. La ruta más utilizada por los pobladores es la del ex alcalde ocotlense Rubén Peréz Nandino, actual represente de la Conferencia de Trabajadores Mexicanos (CTM), que acostumbran circular por las colonias más importantes de la ciudad, las otras tres vías pasan por la periferia del municipio, y aunque no se cruzan entre ellas, las cuatro carecen de lo mismo en el interior del camión.

“No sólo el camión luce sucio y descuidado, sino también el chofer tiene esa apariencia”, comentó un usuario del transporte urbano, quien llevaba 20 minutos esperando a que pasara el autobús verde.

Indican los ciudadanos entrevistados que los conductores de los camiones en el municipio no manejan a una velocidad promedio, pues “hay veces que manejan como si jugaran carreritas entre ellos para ver quién se gana el pasaje, y hay ocasiones que desesperan de lo lento que manejan”.