“Denunciar más el maltrato infantil”, pide director del HCG

La sociedad debe ser un gran observatorio ciudadano y exigir a las autoridades que los casos graves no queden impunes.

Guadalajara

Ante el incremento y gravedad de casos de maltrato infantil que se atienden en las dos unidades del Hospital Civil de Guadalajara (HCG), su director general, Héctor Raúl Pérez Gómez, señala que hace falta denunciar más.

“Me parece que es un fenómeno grave, ante lo cual toda la sociedad debemos participar a manera de un observatorio ciudadano, pero no como observadores pasivos, sino como un gran observatorio activo en el que sí denunciemos lo que vemos, sí procuremos hacer mucho énfasis en la (procuración de) justicia para quien profiere daños a la salud de los niños e incluso para quienes por omisión, no busca los satisfactores fundamentales para los pequeños”, dijo.

El entrevistado opinó que hay un problema de educación y de conciencia de la sociedad, que debiera comprender que los niños son seres vulnerables y actuar en consecuencia para frenar el maltrato, en lo individual y de manera colectiva.

“Se necesita que haya más denuncias. ¿Cuántas veces el padre es el que maltrata y la madre no denuncia o encubre? ¿Cuántas veces en el entorno de los pequeños notoriamente los vecinos saben que hay violencia hacia los menores y no denuncian?. Hay que posicionar la cultura de la denuncia.

A la par, consideró que “en el ámbito de la procuración de justicia se debe llegar a las últimas consecuencias”.

Pérez Gómez destacó el trabajo que realiza el personal médico y de un equipo multidisciplinario que el año pasado detectó a 640 niños con síndrome del niño maltratado, en ambos hospitales. Dijo que hay una búsqueda intencionada, al realizar el historial médico detrás de ciertas enfermedades o accidentes.

“Hay que recordar que el maltrato infantil tiene diversas modalidades, incluso por omisión cuando uno no procura alimento, cuando prevalece la desnutrición en un pequeño y esto conduce a infecciones repetidas, todo esto es maltrato por omisión… En el caso del maltrato físico también hemos visto casos tan graves como niños heridos con arma blanca, con proyectil de arma de fuego”, expuso.

Señaló que hay formas de maltrato infantil que puede pasar a inadvertida hasta que se escudriña, como es el síndrome del niño zarandeado (sacudidos con violencia) y que puede traer lesiones cerebrales, de columna y cervicales y otras secuelas.