HCG combate muertes por enfermedades del corazón

El Antiguo Hospital Civil de Guadalajara realiza mil procedimientos anuales con terapia endovascular. La mortalidad intrahospitalaria se redujo significativamente.

Guadalajara

Este lunes se conmemora el Día Mundial del Corazón y en ese marco el Hospital Civil de Guadalajara (HCG) arrancó las II Jornadas de Cardiología Intervencionista, una subespecialidad de gran relevancia ante el aumento de casos de infarto y otras enfermedades cardiovasculares.

En su mensaje, el director general del HCG, Héctor Raúl Pérez Gómez, destacó que para el año 2050 podría duplicarse la cantidad de muertes por enfermedad cardiovascular, que actualmente suman cerca de 18 millones de fallecimientos anuales en el mundo.

“La terapia endovascular representa hoy por hoy la oportunidad de que un paciente con enfermedad isquémica salve la vida cuando la intervención es temprana, preferentemente la primera media hora de estar sufriendo un evento isquémico agudo (infarto), y la diferencia de la secuela cardiológica que puede significar a mediano y largo plazo de insuficiencia cardiaca y problemas serios respecto a la contractibilidad del músculo cardiaco”, indicó.

Sólo en el Antiguo Hospital Civil de Guadalajara se realizan aproximadamente mil procedimientos para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares con un abordaje endovascular cada año. La demanda es mucho mayor.

En Jalisco, seis de cada 10 mil habitantes sufren un infarto después de los 50 años, lo que posiciona a esta enfermedad como la segunda causa de muerte en el estado, después de la diabetes.

Pérez Gómez subrayó que el HCG cuenta con un equipo de expertos que han permitido reducir la tasa de mortalidad intrahospitalaria asociada a enfermedad isquémica del corazón. Al respecto, el jefe del Servicio de Terapia Endovascular del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, Jorge Guareña Casillas, informó que en los años sesenta esta mortalidad era del 30 por ciento en promedio y disminuyó a 16 por ciento en el decenio de los 80.

Gracias al uso generalizado de las intervenciones coronarias, agentes fibrinolíticos, tratamiento antitrombótico y prevención secundaria, actualmente la mortalidad al mes se ha reducido a un 4 a 6 por ciento (cifras en pacientes participantes en estudios aleatorios candidatos a fibrinolisis y/o intervención coronaria).

Paralelamente, las autoridades sanitarias promueven acciones de prevención, que aunque parecen mínimas disminuyen los riesgos de enfermedad y posterior muerte por estos padecimientos.