Gusano cogollero amenaza la producción de sorgo

Antonio Castañeda Delgadillo, jefe del CADER, de Matamoros, externó que la preocupación de los productores, es que por primera vez enfrentan esta problemática y desconocen los alcances de los daños.
El problema en Matamoros es mínimo pues de más de dos mil hectáreas que se cultivaron de forraje, el 95 por ciento se destinó al maíz y el resto al sorgo.
El problema en Matamoros es mínimo pues de más de dos mil hectáreas que se cultivaron de forraje, el 95 por ciento se destinó al maíz y el resto al sorgo. (Isis Rábago)

Matamoros, Coahuila

La plaga del gusano cogollero, que anteriormente era exclusiva en el maíz forrajero, en este ciclo agrícola apareció en el sorgo, cultivo que abarca cien hectáreas en Matamoros.

La preocupación de los productores, es que por primera vez enfrentan esta problemática y desconocen los alcances de los daños a consecuencia de dicha plaga.

Para Antonio Castañeda Delgadillo, jefe del Centro de Atendión al Desarrollo Rural (CADER) de Matamoros, la presencia del gusano cogollero en el sorgo se considera como un fenómeno relacionado con el cambio climático, así como la aplicación de fertilizante en los maíces.

Durante sus recorridos en las labores, ha detectado la presencia del gusano cogollero, denominado así porque afecta al cogollo, que es la parte central del forraje.
Es a través de una palomita que deposita el huevecillo en la parte media donde crece la rama qué se dispersa la plaga.

Luego de que el año pasado el sorgo fue atacado por el pulgón amarillo con consecuencias casi desbastadoras, los productores ahora se están viendo afectados por este gusano.


“No hay una mata que no tenga gusano”, expresó.

La única alternativa que tienen los agricultores es la aplicación de fertilizante en el sorgo forrajero, sin embargo para este ciclo agrícola Primavera Verano 2015-2016, el apoyo con fertilizantes que brinda la delegación regional de Sagarpa es exclusivamente para atacar el gusano cogollero en el maíz forrajero y para atender el problema del pulgón amarillo en el sorgo, no así para el otro problema de plagas que de forma sorpresiva se presenta en este forraje.

El problema en Matamoros es mínimo pues de más de dos mil hectáreas que se cultivaron de forraje, el 95 por ciento se destinó al maíz y el resto al sorgo.

No obstante en otros municipios de La Región Lagunera como en San Pedro, se tiene una producción mayor de sorgo, en donde el peligro es mayor debido a que este fenómeno se presenta en toda La Laguna.

Castañeda Delgadillo, destacó que de una hectárea de sorgo forrajero se obtienen alrededor de 50 toneladas.

Pero ante el desconocimiento de la reacción de esta plaga, también ignoran si tendrán el mismo rendimiento.

“Puede ser que no le haga nada” ,expresó esto debido a que en el maíz que ya empieza a espigar, rebasa al cogollero porque este se encuentra en medio.

Las lluvias serían de gran beneficio para el cultivo, debido a que la parte central se llena de agua y esto ocasiona o que muera ahogado o se salga.

El jefe del CADER en Matamoros, dijo que el problema parece hasta “una ironía”, pues en el 2015 con la presencia del pulgón amarillo la Junta de Sanidad Vegetal en este año puso en marcha una campaña para atacar este problema, el cual consiste en otorgar fertilizante así como liberación de insectos benéficos, sin embargo, apareció el gusano cogollero y para esta plaga no hay campañas para atenderlo.