Guardería operaba fuera de la norma, dice Tonalá

Para entrar y salir de la estancia infantil es necesario recorrer un pasillo largo, no hay ninguna otra forma de acceder a ésta, lo que puede considerar un riesgo de seguridad.

Guadalajara

La guardería ubicada en el punto donde la mañana del martes se registró un flamazo de una pipa y que dejó 15 personas heridas, no cumple con las normas de seguridad que marca la ley, aseguró el titular de la Dirección de Bomberos de Tonalá, Héctor Topete.

Aunque el inmueble cuenta con dos salidas de emergencia, la estancia infantil se encuentra al fondo de un callejón sin salida, lo que dificultó que los menores fueran desalojados de manera rápida el día del incidente.

"Nos percatamos que no tiene una salida de emergencia, ésta debería de salir precisamente al callejón al que usted se está refiriendo, pero pues no, nos encontramos con que no tenía, motivo por el cual le estoy haciendo la solicitud al director de que instale una puerta abatible para un caso de emergencia", señaló.

La mañana del martes una pipa de la empresa Gas Express Nieto se quedó sin frenos, chocó contra la base de un poste de la Comisión Federal de Electricidad situado afuera de un gimnasio y atrás de la guardería; posteriormente hubo una fuga que originó un flamazo que alcanzó a gente que se encontraba en el gimnasio.

Al lugar llegó el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Marcelo Castillero Manzano, quien destacó la prontitud con la que se realizó el desalojo de la guardería, subrogada de esta institución.

Sin embargo, para que pudieran sacar rápido a los menores, los encargados tuvieron que derribar una malla ciclónica, por lo que el desalojo no fue tan rápido como debería haber sido.

Además, el titular de los bomberos tonaltecas indicó que el día del siniestro, una de las salidas de emergencia estaba bloqueada con un muro de tabla roca, las maestras tuvieron que golpear la pared con una cuna para poder abrir la puerta.

El ayuntamiento de Tonalá también sancionará al propietario del gimnasio, ya que en el interior del establecimiento había otra guardería la cual tampoco contaba con una salida de emergencia.

"Nos dimos cuenta hasta después, que tienen en el gimnasio habilitado una guardería para los hijos de los usuarios en este caso, motivo por el cual se pone más en riesgo. Estamos haciendo los señalamientos pertinentes al dueño del gimnasio", agregó Héctor Topete.

Aunque tras al incidente no se reportó a ningún menor herido, es inevitable acordarse de la tragedia de la guardería ABC, donde murieron 49 niños quemados y 107 más resultaron gravemente lesionados.

Este hecho sirvió para crear conciencia sobre la importancia de acatar las medidas de seguridad en materia de Protección Civil en las estancias infantiles.

Han pasado seis años del incidente y aún existen guarderías que se niegan cumplir con las normas de protección.

Siguen graves seis personas en CMO

De las nueve personas que fueron trasladadas a clínicas del IMSS tras el accidente en el que una pipa de gas LP sufrió una falla mecánica y posterior fuga que originó un flamazo registrado el pasado martes, seis están en condición grave.

"Fueron trasladados al hospital de zona número 14, fueron tres ahí, y seis pacientes a la unidad médica del alta especialidad del Centro Médico, al área de quemados. De los nueve pacientes, tres que estaban en el hospital de zona número 14, que era el más cercano de donde fue el accidente, prácticamente los pacientes tenían lesiones leves y a las seis de la tarde fueron dados de alta, seis pacientes fueron trasladados a la unidad de quemados del Centro Médico de Occidente, de esas tres mujeres están delicadas con quemaduras profundas, en el tórax y en la cara", detalló Marcelo Castillero Manzano, delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social, en entrevista para MILENIO RADIO.

Agregó que el pronóstico de estos pacientes es grave, ya que presentan lesiones en el 70 por ciento de su cuerpo.