Ofrece cuidado a niños con discapacidad

Desde hace 8 años, la guardería Yireh en Torreón brinda la opción a padres trabajadores de un lugar donde sus hijos puedan ser atendidos. Su titular, Paty Díaz, ideó el centro gracias a Ponchito.
Cerca de 13 menores con discapacidad son atendidos en este sitio.
Cerca de 13 menores con discapacidad son atendidos en este sitio. (Especial)

Torreón, Coahuila

La guardería Yireh nació hace ocho años en Torreón, ante la inquietud de su directora Paty Díaz de contar con un lugar donde se brindara atención a niños con discapacidad y escasos recursos en un lugar seguro mientras trabajan sus padres.

El propósito del lugar, integrante de red Héroes Laguna, es ayudar a padres que trabajan y no tienen la solvencia para pagar por el cuidado de sus hijos con discapacidad.

La idea de formar esta estancia surgió hace 16 años cuando nació Ponchito, hijo de la titular del centro y quien enfrentó problemas de salud. Ante el deseo de brindarle la mejor calidad de vida, Díaz decidió estudiar Asistente Educativo en el área de Educación Especial, con el fin de adquirir las herramientas necesarias y los cuidados que requería.

En la guardería se les da alimento y cuidados. Si bien son pocos los que dan una aportación económica, aun así no se ha visto disminuido el interés de su encargada por atenderlos.

Son 15 niños los que asisten, de los cuales sólo 13 presentan alguna discapacidad como lo es el autismo, parálisis cerebral, síndrome de Down, visión débil, ceguera, secuelas de meningitis, entre otras.

"Cada mamá que asiste con sus niños a esta guardería tienen que ir a trabajar y no tienen quien les cuide a sus hijos, por ello es que hay pequeños con diversas enfermedades. No me limito a una sola discapacidad, los atiendo según lo que requieren y se ha hecho una bonita familia", dijo.

Durante su estancia en la guardería los pequeños descansan, toman sus alimentos y realizan actividades que estén a su alcance en las áreas de motricidad fina, motricidad gruesa y terapia física, estas últimas suspendidas por el momento ya que cuentan con el apoyo económico para el pago de la persona que ofrece las terapias.

"Amo mucho a Dios y es él quien me da fuerzas para seguir adelante. Diario le pido fortaleza y que no se me vaya la pasión por la que un día inicié esto. Yo creo que por algo me escogió para mandarme a mi hijo porque sabía que yo podría sacarlo adelante y no es casualidad que los niños estén aquí conmigo”, añadió.

BUSCA MAYOR SOLVENCIA

Para mantener el lugar Paty elabora gorditas, las cuales vende afuera de una escuela. "Invito a las personas que quisieran ser parte de este proyecto a que asistan y conozcan a estos niños, que vean y sepan que la diferencia está nada más en la mano de Dios”, comentó.

Está segura de que Dios manda la provisión, por eso llamó así a la guardería, “Yireh”, que significa "Dios proveerá". "Es lo que me ha ayudado estos ocho años y se ha contado con el apoyo de personas de buen corazón quienes aportan alimentos, pañales y más", puntualizó.

La guardería se ubica en Ciudad Nazas, específicamente en Sierra Morena número 534, Fraccionamiento Rincón de las Noas en Torreón.