"Mi hijo no regresará nunca a una guardería"

La madre del pequeño Sadquiel, Rosa Isela, aseguró que el niño ha perdido la confianza, llora mucho y solo acepta la compañía de sus padres, debido al dolor sufrido por las 16 mordidas.
Rosa Isela Rodríguez, madre del pequeño Sadquiel, aseguró que el niño no volverá a una guardería.
Rosa Isela Rodríguez, madre del pequeño Sadquiel, aseguró que el niño no volverá a una guardería. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

Rosa Isela Rodríguez, madre de Sadquiel, el menor que recibió 16 mordidas mientras se encontraba en la estancia infantil "Bambi", aseguró que su pequeño no regresará a ninguna guardería y que de ser necesario, renunciaría a su empleo para dedicarse solo a su cuidado.

Rosa Isela es una mujer delgada, de rostro tranquilo pero cuando se le cuestiona el estado de salud de su hijo, cambia y su rostro se torna en tristeza.

Aseguró que desde ese día, el 19 de febrero, su hijo casi no duerme y llora casi todo el tiempo, además de que no permite que lo tomen en brazos o lo traten de poner boca abajo y solo los brazos de sus padres son aceptados.

"He batallado mucho, llora y llora y a veces hasta me desespero por no poder hacer nada", dice.

"Porque no es justo lo que le pasó a mi hijo, no quiero que nadie más pase por esto".

Sobre su familia, agregó que le han dado mucho apoyo y que espera que las autoridades le hagan "justicia" a su pequeño.

Cuestionada sobre si confía en dejar a su pequeño en otra estancia infantil, Rosa Isela torna su rostro en más dureza y firme responde que no.

"Ya perdimos la confianza y si es necesario que yo pierda mi trabajo, lo pierdo, todo por mi niño y si tengo que quedarme en mi casa cuidándolo, me quedo, pero a una guardería ya no vuelve", afirmó.

Rosa Isela espera que la resolución del proceso pueda llegar lo antes posible, para poder estar tranquila junto a su bebe y su familia.

Aunque no pudo precisar que sería para ellos la mejor , pues asegura que el dolor que su hijo sintió durante varias horas en las que permaneció sin atención, no se podrá pagar con nada.

Y es que a decir de la joven madre y de acuerdo a las investigaciones del Ministerio Público, la agresión se registró hacia las 11 de la mañana y fue hasta entrada la tarde cuando su madre, al recogerlo, fue enterada de lo sucedido, momento en el que pudo darle atención al pequeño.

Agregó que las lesiones de Sadquiel han mejorado, salvo la que presenta en la nariz y la parte trasera de la pierna derecha, donde le fue incluso arrancado un pedazo de piel.