Guadalajara debe anular 50 dictámenes irregulares de uso de suelo

Vecinos de Providencia Sur dan a conocer los litigios legales que sostienen contra acciones fuera de norma en edificaciones y emisión de autorizaciones para giros comerciales diversos.

Guadalajara

Los vecinos de las colonias de Providencia Sur, que enfrentan los embates de la redensificación urbana a su juicio irregular, dieron a conocer hoy la sentencia emitida el 27 de febrero de 2015, por el Tercer Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Tercera Región (expediente 798/2014-A), "donde se declara la nulidad del dictamen de uso de suelo, licencia de construcción y número oficial del edificio ubicado en Nápoles 2837, esquina con avenida Rubén Darío", además de la "falta de acción por parte del Ayuntamiento De Guadalajara, para anular 50 dictámenes irregulares", de acuerdo al compromiso de la comisión transitoria de los planes parciales creada al seno del ayuntamiento tapatío.

Esa orden fue generada en el artículo 5 transitorio del decreto municipal D 84/01/14, aprobado en sesión extraordinaria del Ayuntamiento de Guadalajara del 26 de noviembre de 2014, dijo la asesora legal de los quejosos, Marina Velasco.

La Asociación de Colonos de Providencia Sur, que preside Alfonso Gómez Contreras, combate las irregularidades que padecen en el extenso polígono con cinco mil viviendas que está demarcado por las avenidas López Mateos, Juan Palomar y Arias, México y Otranto, que constituye el corazón del corredor más caro del municipio tapatío.

“En el tema del uso de suelo, únicamente en avenidas se permiten edificios de máximo ocho niveles y negocios de bajo impacto con estacionamiento propio. Calles interiores son exclusivamente habitacionales […] el ayuntamiento simplemente no cumple la ley, otorga licencias para edificios de mayor altura a lo permitido, en terrenos más pequeños de los reglamentarios y durante la construcción nunca pide medidas de seguridad, límites de horarios, ni exige que se respete la vía pública”, apunta.

Algunos edificios fuera de norma denunciados por esa asociación civil: Torre Moba (José María Vigil 311, esquina con Patagonia); edificio en construcción (Nápoles 2837, esquina con Rubén Darío), Departamentos Torre Alcamo (avenida Terranova 725, esquina Alcamo); Vigil Vertical (José María Vigil 2940, entre Terranova y Rubén Darío); condominio Providencia (José María Vigil 2847, esquina Rubén Darío), Torres Alfa y Beta (Eulogio Parra 2795, entre Rubén Darío y Terranova); Torre Casa Blanca (Eulogio Parra 2782, entre Rubén Darío y Terranova); Torre “Q” (Jose María Vigil 2715, esquina con Ontario); edificio en construcción (Quebec 854, entre Pompeya y José María Vigil); edificio sin nombre (Reforma 2988, entre Beethoven y Nelson), y edificio sin nombre (Montreal esquina Pompeya).

Buena parte de estas construcciones no tiene permiso municipal, pero fueron “legitimadas” por el Tribunal Administrativo del Estado, lo que ha permitido mantener los trabajos contra la creciente oposición vecinal. La asesora aclaró que se ha trabajado para obtener más sentencias y suspensiones a favor de los derechos de los vecinos del área.