Guadalajara ya tiene Protocolos para atención de mujeres víctimas de violencia

Contemplan la participación de cinco dependencias municipales: servicios médicos, secretaría de justicia municipal, seguridad ciudadana, DIF Guadalajara y el Instituto de la Mujer.

Guadalajara

En Guadalajara se carecía de la coordinación adecuada entre las dependencias para atender y tratar a las mujeres víctimas de violencia, lo que ocasionaba que a las agredidas las enviaran de un lugar a otro, narrando innumerables veces su problema. De acuerdo a la directora del Instituto Municipal de las Mujeres de Guadalajara, Marcela Castillero Manzano, eso ya no sucederá, pues cuentan con Protocolos entre las dependencias involucradas que facilita el trabajo, pues en cada una tienen claro lo que les corresponde y cuál es el siguiente paso. Hoy se dieron a conocer esos protocolos.

Castillero Manzano dijo que los protocolos de prevención y atención a la violencia a las mujeres, contemplan la participación de cinco dependencias municipales: servicios médicos, secretaría de justicia municipal, seguridad ciudadana, DIF Guadalajara y el Instituto de la Mujer, con lo cual se contempla la atención médica, de jurídica o de atención psicológica. "Los protocolos son para establecer criterios, definir principios y objetivos de cómo prevenir y atender el problema de la violencia a las mujeres y las acciones a realizar cuando una mujer solicita un servicio médico, de atención o de justicia".

En síntesis, los cinco protocolos de las dependencias consideran trabajar con las mujeres en sus necesidades cuando han sido víctimas de violencia: hacer el acompañamiento, ya sea a hacer la denuncia al Ministerio Público, a las órdenes preventivas, o las órdenes de urgencia que son las necesarias cuando hay mayor riesgo para la vida de las mujeres. "Es hacer un acompañamiento para que tengan todo lo necesario para hacer la demanda civil y en lo administrativo, es decir, proporcionarle información clara sobre las instituciones, datos de contacto, horarios de atención, procesos y condiciones o canalizarla a atención especializada", explicó Ángeles González, del área educativa del Instituto de la Mujer.

En cuanto a la atención, el protocolo indica que se deben tomar en cuenta los derechos humanos de las mujeres y la perspectiva de género. Se definen las instituciones que se harán cargo y se delimita el tipo de atención en cada una. 

También atenderán el seguimiento posterior a cada caso en otras instituciones y se asegurarán del cierre de casos, sistematización de experiencias y elaboración de estadísticas. Además de tomar en cuenta la atención, se fijarán en las derivaciones, por ejemplo. En los casos en que además de atención médica, sea necesaria la detención del agresor. 

Los protocolos toman en cuenta la atención a las mujeres víctimas de violencia, a los agresores y a los profesionales especializados en este tipo de casos.