Grupos filántropos mueven a la caridad

Así como existen grupos religiosos y civiles que se preparan en estas fechas, existen iniciativas que van desde lo grupal a lo particular que dan apoyo a necesitados.
Nos les gusta dar a conocer su labor, más accedieron si esto podría sensibilizar a más gente para que ayude.
Nos les gusta dar a conocer su labor, más accedieron si esto podría sensibilizar a más gente para que ayude. (Jesús Guerrero)

Tampico

Mientras el último mes diciembre de 2013, fue pretexto ideal para muchos el recorrer el centro de la ciudad en busca de los regalos propios o familiares; o con el comienzo de un nuevo año, el escrutinio de aparadores, por la simple complacencia personal; otros, se ocuparon en estos últimos días en acercarse un poco más al verdadero sentido de la Natividad (para algunos), simplemente de la bondad, e ir en busca del mejor regalo que pudieron recibir, al ejercitar la caridad.

Allí donde pocos se asoman durante estas fechas llenas de nostalgia y sentimientos encontrados, de comida y licor; hicieron acto de presencia decenas y decenas de personas, que llevaron a hospitales, orfanatos, asilos, salas de urgencias entre muchos apartados donde predomina la soledad y el dolor, ayuda y consuelo.Para ello, por lo menos 30 personas, niños en su mayoría, jóvenes y adultos, -de tan sólo una delegación de seis existentes-, pertenecientes al Movimiento Pandillas de la Amistad, visitaron el Instituto Mexicano del Seguro Social, en el Hospital Regional número 6 de Ciudad Madero.

Fernando Manuel Guerrero Meza, con 21 años de edad, perteneciente al Movimiento Pandillas de la Amistad de la delegación María de la Auxiliadora, comentó que este movimiento cumple ya 24 años aproximadamente, desde que operan aquí en la zona.“Pandillas tienen aproximadamente 24 años de que está operando en la zona, pero el concepto proviene del estado de Toluca tengo entendido, es allá donde nace hace unos 45 años; Pandillas es un movimiento dirigido a niños de 10 a 15 años, esencialmente”, dijo.

Desde antes el día 24 de diciembre, Elián Cedric, joven estudiante de la Secundaria 20 de Noviembre en Ciudad Madero, sin saberlo, se fue preparando para encontrarse con el verdadero sentido de la caridad junto con el Movimiento de Pandillas de la Amistad, dentro de la delegación en la Iglesia de María Auxiliadora.Explica que lo que primero le llamó la atención era el grupo de jóvenes que se reunían y compartían con ellos en coro de la Iglesia de Las Mercedes, pero con el tiempo la escuela y las ocupaciones de casa lo alejaron de todo esto.Fue hasta pasado un tiempo que le atrajo a penas  un poco, todo lo relacionado con su comunidad; pero al conocer Pandillas, como ellos mismos conocen el movimiento, quedó sorprendido en la forma en que los otros jóvenes se expresaban y dirigían, a su escasa edad, el grupo.“Primero me pareció interesante que a nuestra corta edad, pudiera manejar y organizar la estancia en los retiros; la cocina; los ejercicios y juegos, el acercamiento espiritual entre otras cosas, por lo que ahora busco integrarme con todos ellos, tengo ya 14 años”, comenta.

En esta última ocasión a Elián le ha tocado participar por primera vez en una pastorela, dentro de la representación con un papel de pastorcito, y sin duda, lo que pudo presenciar en ese lugar donde la enfermedad y el dolor de los niños es marcado, le ha cambiado su visión de la vida y lo ha hecho madurar en muchos aspectos.“Ha sido una gran experiencia el poder estar con niños que sin importar su situación, tienen una sonrisa para nosotros, y creo que es un regalo muy importante, mayor del que lo que fuimos hacer nosotros; si te marca, hay que apoyar, ayudar más”, señala convencido.Fernando Manuel, explica que los seis distritos que existen dentro del Movimiento de Pandillas en Tampico, son: el del templo de Santo Ángel; del de Nuestra Señora de Lourdes; el de Santa Cecilia y el de ellos en María Auxiliadora.Así mismo en ciudad Madero, se encuentran dos más, en el templo de Nuestra Señora de la Paz y en el de San Pedro Esqueda, y cada uno tienen el cometido de: “primero que nada, buscar el desarrollo humano de cada uno de los niños o jóvenes que conforman el grupo; y el aspecto espiritual, donde se le inculca la fe.

Ayudar al necesitado; la misericordia y el aspecto de la convivencia sana, aspecto que cada vez se ve menos”, subrayó.Y es que cada mes, cada uno de estos seis distritos se plantean un objetivo, que va desde recoger basura en zonas lacustres naturales, o asistir a asilos para acompañara a personas de la tercera edad, visitar orfanatos u hospitales como esta vez, el 24 de diciembre.Un total de 30 niños convivieron con otros pequeños con diversos padecimientos que pueden ser tan serios como el cáncer mismo, dentro de la sección de Pediatría, en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, para entregar bolsitas de dulces, tamales y llevar por ese día un poco de alegría.