“Abandono de la región es culpa del gobierno estatal”

Han privilegiado llevar la industrialización a la cuidad de Durango, afirmó Juan José Ramírez Ortiz, fundador de Promotora del Parque Industrial Lagunero.

Gómez Palacio, Durango

El presidente de la Comisión de Fomento Económico en el Cabildo de Gómez Palacio, Juan José Ramírez Ortiz sostiene que el abandono en que se encuentra la región en la llegada de empresas ha sido responsabilidad de los mismos gobiernos estatales, al no haberse preocupado por conservar lo alcanzado, sino porque han privilegiado llevar la industrialización a la capital.

Sostiene que la primera gran firma fue la fábrica de motores de la francesa Renult, cuya permanencia fue efímera, luego LG y tampoco tuvo el éxito esperando cuando llegaron al mercado las pantallas de plasma, por lo que su fábrica de cinescopios cerró y con ello, la pérdida de miles de empleos.

Ramírez Ortiz no es nuevo el tema, pues el antecedente histórico que tiene que ver con la industria gomezpalatina no puede percibirse sin el testimonio de un hombre que es clave, al haber sido fundador de Promotora del Parque Industrial Lagunero en 1972 y director de la Promotora del Desarrollo Industrial y Urbano de la Región Lagunera de Durango (Prodinur), que fueron sostén del crecimiento potencial que tuvo el municipio en todo este periodo.

La planta LG, no obtuvo el éxito esperado cuando llegaron las pantallas de plasma.

Como antecedentes, señala que si bien en este momento la Zona Industrial está ocupada en un 80%, sí hubo en la década de los 2000 una transformación de productos terminados y actividades, luego de que muchas empresas que ahí se hospedaban emigraron por su carácter maquilador hacia Centroamérica.

Recordó que en 1985 se presentó la necesidad de contar con un espacio considerable para instalar aquí la Planta de Motores Renault en una primera etapa, creando en ese entonces la apertura de una zona de reserva que estaba considerada para industria pesada. Este punto fue en de 65 hectáreas en la confluencia de lo que ahora es el bulevar Jabonoso y carretera El Tajito, donde se negoció la expropiación con tres ejidos, se hace la escrituración y se cede ese terreno.

Lamentablemente dijo que en ese proceso de crecimiento, en Francia hubo un cambio en la política exterior y tuvieron la necesidad de deshacerse de ese emporio, que adoptan luego los socios holandeses y se cerró la empresa. Luego en esas mismas instalaciones, pero en un área más compacta nació en 1999 Linamar, dedicada a la fabricación de motores para Nissan y Renault, como opera actualmente.

"Desde el gobierno de Ismaes Hernández Deras, hubo una total falta de promoción a Gómez Palacio", director de la Promotora del Desarrollo Industrial y Urbano.


Luego y tras varias gestiones, se hizo contacto con LG, a quien se convenció para venir a ocupar una de las naves disponibles, instalando la planta de cinescopios, trasladando parte de su maquinaria y equipo que tenía en Ciudad Juárez. Tras un arranque exitoso, con gran producción y generación de empleo, la empresa entró en declive al ser alcanzada por la modernidad electrónica con la llegada de las pantallas de plasma y se vio obsoleta, al margen de los conflictos entre los inversionistas canadienses, franceses y coreanos, terminando por cerrar.

Señaló que en 2004 en el gobierno de Ismael Hernández Deras, hubo una total falta de promoción a Gómez Palacio, contrario a lo que se vio para la zona centro de Durango, de ahí que todos los incentivos posibles a la producción ligada a la industria metal mecánica, automotriz y madera se quedaron allá, haciendo de lado que la ubicación geográfica de La Laguna e infraestructura instalada que tenía La Laguna eran factores por encima de los de la capital.