Golazo para ‘tele’ por cable, resultó la final de futbol

El hecho de que la transmisión fuera a través de la televisión de paga fue capitalizada por los promotores que aplicaron sus estrategias para aumentar su número de suscriptores.
José Luis Gutiérrez repartió volantes en el fraccionamiento Delta.
José Luis Gutiérrez repartió volantes en el fraccionamiento Delta. (Sergio Contreras)

León, GTO.

Si en señal abierta no rueda el balón, entonces hay que ir a buscarlo. Con la Final del futbol mexicano, la demanda de la televisión por cable está a la alza

Gol de Megacable. Promotores y edecanes reparten más volantes por minuto y estiran la mano con agilidad para distribuirlos emulando los lances de Yarbrough.

El objetivo de la empresa es tener más jugadores, aunque en el estado de cuenta les llamen "Estimados suscriptores".

Son días buenos. Mejor de lo que esperaban. La gente se está acercando con interés a los módulos y a los centros de atención para contratar los servicios de televisión cerrada.

Además del acceso a Fox Sports, tendrán el Discovery Channel para los niños y Utilísima para las señoras.

Si la abuelita vive en casa, entonces podrán ponerle María Visión por las tardes.

El trabajo para los técnicos se multiplicó. Más instalaciones, más recorridos, más botellas de agua para el calor.

Buscar la calle, rezar por que estén, poner la escalera, jalar la señal, cortar, taladrar, instalar, atornillar. Repetir el procedimiento en la siguiente casa.

Y así, en los últimos días su ritmo de trabajo se aceleró por lo menos al doble de lo acostumbrado.

Cifras oficiales no hay, pero el rotundo "se está vendiendo mucho más" del promotor José Luis Gutiérrez, da para hacerse una idea.

En el bulevar Delta y Epsilon atendía su módulo.

"Le regalo un volante. Lo invitamos a suscribirse. Desde 229 pesos puede conectarse". Los argumentos de venta no se le terminaban.

Un papel con sendas letras grandes y los escudos de León y América promete instalación inmediata.

A unos pasos, Mayra Lizeth Landín hace quiebres entre los autos al estilo Gullit Peña y entrega el promocional con una sonrisa.

Estilo contundente y de bajísimo índice de rechazo. Los conductores abren su ventanilla al ver venir a la edecán mientras esperan la luz verde. Misión cumplida.

A un costado, estoico y firme, Arturo sostenía la pancarta de persuasión bajo los rayos del sol.

La polémica porque la transmisión no se emitió libre quedó superada. Lo urgente es contratar al proveedor que lleve los goles de La Fiera hasta ese lugar común que los publicistas califican como "la comodidad del hogar".

Otra opción es verlo por internet, no importa que no se tenga el servicio en casa.

Cualquiera puede entrar a un cibercafé, pagar 10 pesos por hora, teclear UnoTV.com o Mediotiempo.com y en streaming consumir los contenidos.

Marina Calvillo, propietaria de uno en bulevar Omega, admite no haber visto a alguien hacerlo.

Mientras tanto, como dice el refrán: "A río revuelto, ganancia de pescadores".