God Save the Queen confirmó reinado tapatío

Qué gran banda fue la desaparecida leyenda inglesa Queen, y qué bien evoca su gloria la banda tributo God Save the Queen.

Guadalajara

Qué gran banda fue la desaparecida leyenda inglesa Queen, y qué bien evoca su gloria la banda tributo God Save the Queen, la misma que ayer por la noche, al provocar reflexiones como la anterior, triunfó de nuevo, en su segunda visita local, entre el público tapatío al convocar a más de 2,200 personas que prácticamente agotaron el teatro Diana, logrando que los presentes corearan con especial entusiasmo temas clásicos del conjunto, tales como “We will rock you”, “Tie your mother down”, “Radio Ga Ga”, y las más coreadas de la noche: “Crazy Little thing called love”, “Bohemian rhapsody” y “I want to break free”.

Sobre el escenario, el grupo considerado por muchos críticos y comentaristas –incluyendo la revista Rolling Stone- como la mejor opción entre las que dedican su tiempo completo a rendir tributo al conjunto que lideró Freddie Mercury, comenzó el espectáculo poco después de las 20:00 horas con una discreta escenografía que evocaba las giras que durante la segunda mitad de los ochenta solía ofrecer Queen llenando estadios, siempre anteponiendo el carisma y lujo vocal de Mercury, y el virtuosismo de él y sus compañeros musicales, frente a pantallas, juegos de luces y demás elementos de producción.

Entre los primeros disparos de la noche estuvieron temas como “Tie your mother down”, “Under pressure”, “Another one bites the dust”, “Bicycle”, así como “The show must go on” y “Who wants to live forever?”, que junto con “Somebody to love”, representaron los momentos más emotivos de la noche.

La voz, y todo el desempeño escénico de Pablo Padín, quien interpreta a Freddie Mercury, deja más que satisfecho al público ya que además de una voz que merece aplausos, logra evocar a la perfección la deliciosa androginia y el gran carisma que entre 1970 y 1991, periodo activo de Queen, caracterizó al artista inglés. De igual manera, sus colegas músicos se ganaron la ovación de un público que si bien tardó en ponerse de pie para mostrar su euforia, quizá por esa extraña conducta que muchas veces presentan los tapatíos al vivir el rock en teatros y foros “serios”, no tuvo más remedio que aplaudir y cantar de pie, otros temas como “Don´t stop me” y “Killer queen”.