Gobernadores, en busca de frenar dos reformas

Consideran que atentan contra el federalismo y reprochan los señalamientos en su contra sobre mal uso de recursos públicos y coacción a los órganos estatales electorales.
El gobernador, Francisco Olvera.
El gobernador, Francisco Olvera. (Adolfo Vladimir/Cuartoscuro)

Pachuca

A través de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), los mandatarios de las entidades federativas buscarán que no pasen dos reformas constitucionales que se discuten en el Congreso de la Unión, al considerar que atentan contra el federalismo y reprochar los señalamientos en su contra sobre mal uso de recursos públicos y coacción a los órganos estatales electorales.

Se trata de las iniciativas propuestas por el Partido Acción Nacional en materia de deuda de estados y municipios, la cual establece que los empréstitos se contraten mediante licitación pública, “para asegurar las mejores condiciones de mercado y el fortalecimiento de la transparencia”, y la reforma político-electoral, que propone la creación de un Instituto Nacional Electoral (INE) que regule todos los procesos comiciales.

El gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, calificó como “rudeza innecesaria” la propuesta para poner más “candados” al endeudamiento, al tiempo que informó que la Conago prevé acciones para que no pase. “La propuesta, viniendo de los senadores, nos hace ver mal como estados y gobernadores. Aceptarla es conceder que tienen razón, por eso no la podemos aceptar. No nos negamos a la transparencia pero sí a las formas, al protagonismo que hay atrás de las propuestas”, dijo.

Su homólogo del Estado de México, Eruviel Ávila, anunció que también a través de la Conago se opondrán a la desaparición de los Institutos Electorales locales y sus atribuciones.

“El Artículo 40 de la Constitución define a México como una República federal integrada por estados libres y soberanos en todo lo concerniente en su régimen interior y, el hecho de que se quiera desaparecer los institutos electorales locales se atenta contra la soberanía y garantía constitucional de cada uno de los estados”, citó.

Esta postura fue respaldada por los mandatarios de Aguascalientes y el Distrito Federal.