Después de la fiesta al gym

En general, las personas llegan subir de 3 a 5 kilos en esta temporada, por lo que una vez que termina, el volumen de visitantes a esos centros para hacer ejercicio se normaliza e incluso incrementa.
Variadas rutinas de ejercicio realizan en los gimnasios de la Comarca Lagunera.
Variadas rutinas de ejercicio realizan en los gimnasios de la Comarca Lagunera. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Durante diciembre y enero los gimnasios registran un notable descenso en la cantidad de usuarios, debido a las fiestas que con motivo de la Navidad y el Año Nuevo involucran alimentos que no están normalmente en el menú de quienes gustan hacer ejercicio, ya sea para mantener su peso o reducirlo.

En general, las personas en México llegan subir 3 a 5 kilos en esta temporada, por lo que una vez que termina, el volumen de visitantes a esos centros para hacer ejercicio se normaliza e incluso puede llegar a incrementarse.

Otro de los grandes errores en las dietas de adelgazamiento mal diseñadas es el evitar completamente los carbohidratos, dado que las células musculares y nerviosas los necesitan en su metabolismo.

De acuerdo a instructores laguneros, existen numerosas dietas de adelgazamiento disponibles, pero la mayoría de ellas no están basadas en los principios fisiológicos.

Lo más importante que debe tener en cuenta una persona que entra en una de estas dietas es el modo más sencillo de bajar peso comprende esperar un tiempo adecuado para que las medidas tengan efectos.

Con las fiestas navideñas, desde 1 de diciembre hasta concluida la semana de Reyes, los excesos gastronómicos son comunes, luego se evalúa el riesgo, pues según expertos se pudo ganar entre 4 y 6 kilos de más.

Cada cena de Navidad o Año Nuevo asciende a unas 3000 kilocalorías, es decir, al  equivalente a dos días de dieta normal. Esto se refleja en la báscula, lo que para algunos se convierte en sentimiento de culpa y sólo se piensa en ir al gimnasio para tratar de recuperar el peso y medida anteriores, tratando de reducir las calorías a menos de la mitad.

Pero no muchos gimnasios ofrecen el servicio de nutrición para orientar al cliente sobre la alimentación que es recomendable de acuerdo a sus necesidades. Esta parte es muy importante, ya que cada organismo es diferente, también los requerimientos y acorde al tipo de ejercicio que se va a realizar.

Son más las mujeres las que ingresan anualmente a los gimnasios, con el objetivo de cuidar su figura y llevar una vida saludable.

Según estudios médicos una pérdida de peso de más de 0,5 a 1 kilo por semana no es recomendable. La dieta de la persona obesa debe ser examinada críticamente y hacer un intento para eliminar aproximadamente 1000 kilojoules por día, por ejemplo: sustituyendo el azúcar por edulcorantes artificiales, la leche entera por leche descremada y eliminar la manteca y toda la grasa visible.

Una combinación de una pequeña reducción en la dieta y un incremento del gasto energético por actividad física, equivalente a un total de aproximadamente 2 MJ (500 cal) por día significará la pérdida de medio kg en peso corporal por semana.

Cuando se comienza con una dieta de adelgazamiento se produce a menudo una caída repentina del peso corporal seguida de una inclinación más gradual.

Lo más importante que debe tener en cuenta una persona que entra en una de estas dietas es el modo más sencillo de bajar peso comprende esperar un tiempo adecuado para que las medidas tengan efectos.

Esta caída inicial, que en realidad puede tener un efecto gratificante y alentador, puede deberse principalmente a: limpieza de los intestinos, que pueden acumular hasta 2 kilos de desechos, y la pérdida de agua corporal, que posteriormente se recupera.

Otro de los grandes errores en las dietas de adelgazamiento mal diseñadas es el evitar completamente los carbohidratos, dado que las células musculares y nerviosas los necesitan en su metabolismo (glucodependientes). Son particularmente importantes para cualquiera que sea físicamente activo.

El ejercicio es importante, pero también lo es hacerlo adecuadamente y trabajar realmente lo que el cuerpo necesita.