Genio de la Física tiene beca de mil 500 pesos

No quiere nada gratis, Gustavo ofrece sus servicios al Ayuntamiento para enseñar a otros y alcanzar su nivel.
El alcalde de Altamira se comprometió a apoyar al joven.
El alcalde de Altamira se comprometió a apoyar al joven. (José Luis Tapia)

Altamira

Tiene 16 años y ha tenido muchas victorias, se ha fogueado con los mejores del país y no tiene miedo de hacerlo con los del resto del continente o del mundo.

Se llama Gustavo Pérez Puente y estudia tercer semestre de Laboratorista Químico, fue dos veces ganador de la medalla de oro en la olimpiada de Física en la secundaria, medalla de bronce en Astronomía en secundaría, y acaba de obtener el bronce en la olimpiada de Física a nivel medio superior.

Su última competencia fue a finales de noviembre, donde se midió con los cuatro mejores de cada estado, y tres más de Tamaulipas, y él fue el único de la entidad que obtuvo un lugar, lo que le dio la oportunidad de competir nuevamente contra los mejores resultados, pero ahora en búsqueda del pase para convertirse en el representante de México en la justa en latinoamérica, pero también para la internacional en Kazajistán.

Gustavo define a su familia como sencilla, su papá desafortunadamente es desempleado, sin embargo no se ha dejado caer y sostiene a su familia de una forma modesta vendiendo pan y tortillas de harina casa por casa.

Viven en la colonia Francisco I. Madero, uno de los sectores más poblados de Altamira y que aún tiene deficiencias en los servicios básicos.En su casa no hay mucho dinero, sin embargo recibe todo el apoyo de sus padres para estudiar, pero del gobierno apenas obtiene una beca de 1,500 pesos cada bimestre, pese a los resultados que ha obtenido.

Apenas en esta administración se han reconocidos sus logros, y fue becado ahora por el municipio, y el alcalde, Armando López, le prometió que lo apoyaría con los viáticos para que pudiera asistir a las justas.

Gustavo no quiere nada gratis, ofrece sus servicios al Ayuntamiento como asesor de otros alumnos, propone círculos de estudios donde él puede motivar y llevar a que otros de sus compañeros alcancen su nivel.

Pese al poco apoyo que había recibido Gustavo no se queja, dice que su papá le enseñó que todos se deben abrir caminos solos, y que al final el beneficio que se obtiene de los conocimientos que ha adquirido son para él y para nadie más.

El jovencito es de carácter decidido y por la forma en que se comporta pudiera parecer que tiene 18 o 19 años, es muy desenvuelto y sociable.“No necesito nada más, con apoyo y aunque no me lo den voy a seguir estudiando, porque las personas no pueden detenerse por eso, tengo el apoyo de mis papás”.

Dice que su vida no es diferente a la de otros chicos de su edad, se levanta temprano, va a la escuela, regresa, hace la tarea, pero por la tarde sale a jugar futbol, dice que complementar la vida diaria con un deporte ayuda a quitar el estrés cotidiano.

Gustavo no tiene reserva para admitir que es bueno, que le va bien en todas las materias aunque la Historia no le gusta, los sábados recibe asesoría por parte de uno de sus maestros en la escuela, por lo que hay que levantarse temprano y estudiar hasta la una.

La Física le gusta porque le permite experimentar, en este momento está entre los 30 mejores del país, quiere estudiar una ingeniería, pero aún no define cuál, aunque tiene claro que le gustaría ser alcalde.